Opinión

Autor: Morella Barreto

04:13 pm
18
Mar
2015

Conjuradas las posibles malinches de este tiempo UNASUR le habló al imperio. Lo hizo por los pueblos sudamericanos de forma unánime. Mientras eso sucedía, la derecha maltrecha venezolana le negó poderes especiales al Presidente Maduro para defender la Patria. ¡Qué vergüenza!

La amenaza tiene nombre. La firmó el que se cree emperador del mundo. “Yo, Barack Obama… etc., etc.” ¿Hasta dónde es capaz de llegar? ¿Invadirá el país? ¿Generará una guerra? El ridículo emperador, que tiene bases militares en todo el planeta, y como el personaje del cuento se exhibe sin pudor, ha provocado la risa y rechazo de todos. Nadie le cree. Han sido tantas las agresiones basadas en mentiras que podríamos ponerle una nariz enorme como Pinocho.

“Resultados electorales creíbles reducirían tensiones en Venezuela”, dicen. O sea, regalarle un triunfo a la oposición, porque “buscamos con las sanciones que Maduro cambie su actitud”, o sea torcerle el brazo. ¡Pero si el pueblo no los apoya! La oposición no gana elecciones. El ALBA-TCP también habló, los países no-alineados, la ONU (ya esto empieza a parecerse a las resoluciones contra el bloqueo a Cuba o la creación del Estado palestino, a las cuales EEUU les tira una trompetilla).

#Obama deroga el decreto ya es la exigencia de los pueblos del mundo. No lo aceptamos. No vas a destruir nuestra patria. ¡Basta de injerencia ya!

 

Hacer un comentario.



Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten.

Patriagrande no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicar aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.

Comentarios