Opinión

Autor: Roberto Malaver

01:35 pm
13
Nov
2015

Cinthya Machado Zuloaga tiene declaraciones de prensa y en vivo de la gente de la oposición. Ahora está haciendo un estudio acerca de las contradicciones: “Pareciera que esta gente nació para contradecirse”. Así dice y muestra las declaraciones de varios de esos líderes que no nombro porque estoy seguro de que nadie los conoce. Y sigue: “Antes decían que el cierre de la frontera era porque el presidente Maduro quería suspender las elecciones. Y así se mantuvieron por un tiempo. Ahora tienen miedo de que haya elecciones porque saben que están derrotados”.

El mesonero llega y dice: “Su majestad, aquí tiene su botellita de Agua Evian”. Luego me ve y dice: “Marginal con suerte, aquí tiene su café negro”. Y se marcha de espaldas para seguir adorando a Cinthya.

Y ella continúa con la palabra: “Pero es del rezo de John Kelly que quiero hablarte. Uno no se explica cómo la Conferencia Episcopal Venezolana, que dio unas declaraciones pidiendo que las elecciones fueran más vigiladas por organismos internacionales, no nombró a John Kelly miembro honorario de esa conferencia, sobre todo porque ese hombre nos dedica 40 segundos diarios de rezos, que parece poco, pero para un hombre como ese que se la pasa al frente del Comando Sur de Estados Unidos, es decir, aquí cerquita, pendiente de nosotros, por si acaso vivimos una crisis humanitaria. Yo, desde aquí, le propongo al cardenal Urosa que le dedique también una oración a ese hombre”.

Después dice: “Parece mentira, pero el rezo que mete más miedo en este momento, es el rezo de John Kelly, porque después de ese rezo puede venir lo que Obama llama un bombardeo humanitario. Sin embargo lo que vino fue una violación del espacio aéreo por parte de un avión de Estados Unidos. Y justo ese día había un simulacro de los chavistas para ver si cumplían con el 1 x 10, y estaban esos chavistas como para agarrarlos mansitos, votando”.

Toma un poco de agua y, como siempre, parece un anuncio comercial cuando levanta la mano. Y sigue comentando: “Ahora mi padre, cuando se va a dormir, se detiene antes de entrar a su cuarto, y viendo hacia el techo de la casa, dice, para que lo escuchemos todos: ‘Ruega por nosotros, Kelly, ruega por nosotros’”.

ultimasnoticias

 

Hacer un comentario.



Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten.

Patriagrande no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicar aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.

Comentarios