Opinión

Autor: Richard Canan

02:50 pm
20
Nov
2015

Hace años que la extrema derecha venezolana no vota por candidatos, propuestas o partidos políticos. No, la derecha ejerce su derecho al voto de una manera totalmente irracional, impulsada por sus odiosas hormonas. Actúa siempre, y así vota, de manera frenética y caprichosa. Es el síndrome del voto ciego. Votar por cualquier candidato, así sea un burro o un perro bravo amarrado a un árbol. Para la derecha, lo importante es un candidato que le anime a descargar sus arrecheras y frustraciones.

Esta irracionalidad, con extrema visceralidad, los acompaña en todo momento y en todas las cotidianidades de su vida. Si llueve es culpa del gobierno, si no llueve, también. Viven amargados, atormentando a todos los seres humanos a su alrededor.

Pero ojo, la culpa no es solo de ellos. Los responsables son los maquinadores de las cúpulas de los partidos de extrema derecha, los grandes medios y los grupos de poder. Sus intensas acciones de manipulación y envenenamiento mediático, han sembrado el odio y el miedo en la psiquis de la pobre derecha despabilada e ingenua. Pobre gente. Se han dado cabezazo tras cabezazo, se han lanzado al abismo, apoyando fórmulas malosas (cuajos mediáticos) que han terminado en estrepitosos fracasos y derrotas contundentes. Solamente el Comandante Chávez se pasó por el filo del voto a los opositores Salas Römer, Alfaro Ucero, Irene Sáez, Manuel Rosales y Capriles. Todos enterrados en la fosa política (incluido el pauperizado Capriles, doble derrotado, por Chávez y Maduro). Ninguno ha sobrevivido a la debacle política. Todos han ido directo al ostracismo político.

Es el síndrome del voto ciego. Votar por cualquier candidato, así sea un burro o un perro bravo amarrado a un árbol. Para la derecha, lo importante es un candidato que le anime a descargar sus arrecheras y frustraciones.

Volviendo al voto ciego, pareciera que la oposición padece de un grave trastorno que mezcla la disociación cognitiva (“tensión o desarmonía interna del sistema de ideas, creencias y emociones que percibe una persona al mantener al mismo tiempo dos pensamientos que están en conflicto”) con la disociación psicótica (“proceso de manejo de códigos psicológicos donde se crea en el subconsciente del individuo una realidad ficticia a la que todos los males, y por ende todo lo negativo que le sucede, proviene de una sola causa o de una sola persona”). No hay otra forma de explicar los altos niveles de enajenación y locura al votar reiterativamente por infames y macilentos candidatos.

Para las próximas elecciones a la Asamblea Nacional, la extrema derecha activó todos sus mecanismos de manipulación y tiene totalmente hipnotizados a sus incautos seguidores. En el caso del estado Miranda se cumple un impresionante patrón de irrespeto y menosprecio sobre sus electores. Todos sus candidatos tienen un mismo denominador común:

-Nadie votó por ellos, no fueron elegidos en elecciones primarias por las fuerzas opositoras. Solo privó el dedo ponzoñoso de Capriles, el cual eligió personalmente a sus candidatos preferidos, a los ungidos.

-Nadie los conoce, no son autóctonos o nativos de los lugares donde los impusieron. No tienen ni el aprecio del pueblo, ni de los propios militantes opositores. Por eso en todos los circuitos de Miranda hay infinidad de tarjetas divisionistas. Nadie se cala la imposición de Capriles.

-No tienen plan de gobierno o propuesta positiva alguna bajo el brazo. Su único discurso de campaña es atacar al Gobierno Bolivariano. Pero nada proponen. Ninguno de los “empleados” de Capriles ha podido siquiera recomendarle al desgobernador que cumpla con el mínimo de sus competencias constitucionales: seguridad, vialidad, etc.

Ahora bien, si examinamos detalladamente el perfil de los candidatos de la derecha, sabremos que no tienen currículo, sino más bien un largo prontuario de acciones golpistas y terroristas, al margen de la Constitución y las leyes. Veamos algunos ejemplos patéticos:

Julio Borges: Tiene 10 años enchufado en la Asamblea Nacional (períodos 2000-2005 y 2010-2015), sin ningún tipo de aporte significativo o positivo para el país. Solo levanta la mano para negar los recursos para las Misiones.

En Petare se le recuerda tristemente porque se infiltró en los barrios manipulando y captando a la gente con el tema de la Justicia de Paz, a través de la cándida Asociación Civil Primero Justicia, con la cual chuparon varios millones en donaciones de instituciones públicas como PDVSA. Luego escalaron en sus ambiciones, hasta convertirse en partido político en el año 2000, dejándole el pelero a Caldera (al cual le llevaba el maletín) y al propio Partido Socialcristiano Copei.

También se vinculó a Borges, junto a Capriles y Leopoldo López, con la secta satánica “Tradición, Familia y Propiedad” que dirigía otro no menos fascista y terrorista, Alejandro Peña Esclusa. Tremendos amigos, todos discípulos de Lucifer, Hitler y Pinochet.

Durante el golpe de Estado del año 2002, junto a la cúpula de su partido, solicitó “democráticamente”, en un pronunciamiento televisivo (grabado escondido en una oscura oficina) la renuncia de todos los representantes de los Poderes Públicos, incluido el Presidente de la República (elegido por los votos), violentando así la Constitución. Como bravucones de barrio, amenazaron que solo con la renuncia del Presidente se aplacaría la crisis que ellos mismos habían generado. Toda una extorsión. Esta declaración fue una cobertura perfecta para acompañar todas las acciones golpistas del 11 de abril. Borges posteriormente confesó que participó en el movimiento “Golpe Azul”, alborotando y sonsacando a efectivos militares. A tal efecto declaró sin pudor: “Tengo 2 años trabajando con todo ese grupo, de todos los componentes, en todas las áreas”. Tremendo sapeo de este personaje desleal y traidor.

Él y su partido Primero Justicia, fueron los principales promotores de la recolección de firmas para convocar el referéndum revocatorio contra el Comandante Chávez en 2004, donde fueron derrotados contundentemente por el pueblo Chavista.

Durante las rendiciones de memoria y cuenta del Comandante Chávez en el año 2010, criticó las cifras de construcción de viviendas diciendo “que eran puras maquetas”. Ya le hemos metido 800.000 viviendas por el pecho. Y allí están Ciudad Lebrún, Samán de Güere, el Urbanismo Willian Lara, El Morro, Ciudad Belén y un largo etcétera de viviendas dignas, llenas de pueblo, de organización y alegría.

Detrás de todas las conspiraciones contra el Gobierno Bolivariano, siempre ha estado Borges, maquinando, conspirando, escondido detrás de los grupos de extrema derecha, los violentos, los terroristas y los guarimberos. Bajo su mando, los líderes de su partido han llamado a “descargar la arrechera” y se decantaron en apoyar la Salida violenta de López. Nada de demócrata tiene este gris personaje y su partido amarillo.

Miguel “Bizarro”: El candidato Bizarro es un saltimbanqui de la política. Anda saltando de partido en partido. Actualmente es diputado a la Asamblea Nacional por el estado ¿Táchira?, elegido por el partido Avanzada Progresista. Ahora viene impuesto para Miranda y se inventa que es más Petareño que los golfeados de la Zona Colonial. Farsante.

La verdad es que está “sembrado” en el circuito 3 gracias al dedo mágico de Capriles, por lo que ahora se reestrena como militante de Primero Justicia. Sin ideología alguna, brinca y salta por los partidos según le convenga. Este es otro “castigo” para los pobres petareños. No es un paracaidista, es un astronauta, porque está perdido en la estratosfera, sin contacto alguno con el pueblo, sin carisma y sin propuestas positivas. En sus recorridos le hacen el “coro” puros empleados/asalariados de la alcaldía de Sucre. Pueblo no tienen, por eso anda como en comparsa, con una especie de cheerleaders, que ríen y aplauden todas sus payasadas.

Este ejemplar de la extrema derecha saltó a la fama participando en cuanta manifestación golpista se ha inventado la derecha, desde los montajes de los supuestos estudiantes huelguistas (los comecachitos) hasta los guarimberos fascistas.

El disociado de Bizarro fue elegido candidato a dedo por Capriles. Sin embargo, se burló de las primarias del PSUV diciendo que eran un “parapeto”, revelando su desprecio hacia el pueblo Chavista y hacia el método participativo y protagónico de cada consulta electoral. Luego afirmó, como automojoneándose que “derrotamos la intolerancia, las falsas divisiones”, pero resulta que más de 10 partidos de la derecha no se calaron su candidatura impuesta e inscribieron a otros verdaderos petareños en la contienda electoral. Nada de unidad, todo es rebatiña en la derecha.

Le pedimos a Bizarro que hable con Capriles y Ocariz, sus compañeros de Primero Justicia, porque como el mismo dice “Petare quiere seguridad” y esta es la mayor competencia incumplida por el vago gobernador de Miranda y el nefasto alcalde de Sucre. Ni hablar de sus infaustos manejos en el tema de la basura, el agua y la vialidad. Estos de Primero Justicia son todos unos Pinochos, mentirosos a rabiar.

Freddy “Guarimba” Guevara: Este personaje es el Coordinador Nacional del partido de extrema derecha Voluntad Popular. Es uno de los principales líderes, promotores y organizadores de lEl voto ciego. El odio de la derechaEl voto ciego. El odio de la derechaas guarimbas y acciones violentas que dirigieron las bandas neofascistas de su partido en Táchira y Caracas. En su pasado reciente también figura la orquestación de protestas nada espontaneas, con el fin de generar zozobra entre la población.

Este nefasto personaje es candidato a diputado, gracias al certero método “serrucha curules” por medio del cual la cúpula podrida de la derecha “inhabilitó” a la candidata Isabel Pereira, quien había heredado el cargo monárquicamente, de manos de la neomantuana María Corina Machado.El voto ciego. El odio de la derecha

Guevara, dando nuevas muestras de su dudoso talante democrático confesó (un desliz mental quizás) que “la oposición solo aceptará la auditoria de votos donde firmen testigos de la Mesa de la Unidad”. Es decir, nada de respeto a las normas electorales o al designio de los electores. Parece que solo vale lo que a ellos les dé la gana, y donde no les parezca, patearán la mesa. Tremendo pajazo fascista el de este candidato.

Adriana “Musiúa” D´Elia: Esta es una musiúa impuesta a dedo por Capriles. Salida de las cómodas butacas de la gobernación no tiene ningún mérito ni trabajo con las comunidades. Es una tecnócrata de aire acondicionado, que sale de las faldas de Capriles como una de sus cuotas (pataleta incluida) para Miranda. No ha hecho nada, pero si sorprenden el contenido de sus postulados (mejor que siga callada) donde afirma: “Creo en las ideas, no en las ideologías”, como si fuera una escéptica descerebrada que vive en Disneylandia. Un personaje así es de verdad peligroso que llegue a la Asamblea, por eso hay que preocuparse, pues por real y medio, puede vender o traicionar al país (como ya lo hizo la “diplomática panameña” María Corina Machado). En su blog hay una exultante declaración apátrida de principios que no tiene desperdicio: “Primero fue el decreto contra Obama, luego el show del Esequibo, y ahora se inventan un conflicto con Colombia”. Dios no quiera que esta vende patria musiúa llegue a la Asamblea Nacional, pues con su revelada doctrina internacional, fijaría los límites de la patria a duras penas sobre el territorio que conforma el Distrito Capital. Zape gato.

Todos los candidatos de la derecha son puras joyitas. Hay que taparse la nariz del hedor. Parece un manicomio de psicópatas y disociados. Pero nuestro pueblo activo y consciente tiene la vacuna que nos librará de esta locura: un contundente triunfo electoral el próximo 6 de diciembre.

Aporrea

 

Hacer un comentario.



Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten.

Patriagrande no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicar aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.

Comentarios