Opinión

Autor: Soraya Beatriz El Achkar G

11:11 am
19
Nov
2014

La violencia e inconvivencia en las escuelas son una preocupación reiterada de las personas que participaron en la consulta por la calidad educativa.

Es un acuerdo nacional que los centros educativos sean territorios de paz donde los niños, niñas y jóvenes puedan sentirse protegidos y seguros. Para que eso ocurra, debe haber una confluencia territorial de voluntades sociales y políticas que se ocupe de dirigir el acontecer de las escuelas en una dirección que genere un clima escolar donde no haya horarios con tiempo ocioso para los estudiantes, las actividades se conviertan en experiencias divertidas, interesantes y significativas, exista la posibilidad de discutir todos los temas sin tabúes, las faltas sean sancionadas pedagógicamente, las expresiones cariñosas sean naturales, las prácticas culturales una opción factible y sostenida, la seguridad del perímetro se asuma con responsabilidad y establezcamos unas relaciones basadas en normas claras y fundamentadas en el respeto por los derechos humanos y el buen trato.

La gente pide que las escuelas se conviertan en un centro donde los conflictos -que son naturales- se resuelvan a través de mecanismos de deliberación, negociación, mediación y las transgresiones sean sancionadas con justicia, recuperando centralidad pedagógica y autoridad democrática. Esa tarea requiere directores preparados y con capacidad político-pedagógica porque no se logra en solitario, sino en el marco de una red de relaciones que favorezca el encuentro, el reconocimiento mutuo, los diagnósticos sinceros, la vigilancia, el control preventivo, la protección de la poligonal, la formación de las familias y la activación de una serie de procesos que permitan acompañar amorosamente a los estudiantes en su trayectoria escolar y a la comunidad para que aumente su capacidad de convivencia.

El desafío que se ha planteado el gobierno bolivariano, en el marco de la consulta por la calidad educativa, es promover un clima escolar caracterizado por la convivencia solidaria, la seguridad integral, la comunicación asertiva, la participación de los que hacen vida en la escuela, especialmente de los estudiantes y el trabajo cooperativo, dirigidos a fortalecer la acción pedagógica y construir territorios de paz.

 

Hacer un comentario.



Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten.

Patriagrande no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicar aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.

Comentarios