Opinión

Autor: Earle Herrera

09:41 am
28
Ago
2015

Hoy podría hablar de la cotorra margariteña -y el cotorro, claro. Aves que están en extinción. Pudiera decir que ya en Macanao, y cerca de La Laguna de la Arestinga, son muy pocas las cotorras que se ven. Ese pajarillo verde que es propio de la isla de Margarita, ahora, por lo visto, se va, se va, se va. Parece que los turistas se lo llevan. O que alguna gente lo tiene preso por allí.

La cotorra es el ave regional del estado Nueva Esparta. Provita, una asociación civil sin fines de lucro que nació en la UCV, está haciendo el trabajo necesario e importante para que la cotorra margariteña no desaparezca de la isla.

Digo que podría hablar de la cotorra margariteña porque esa sería una manera de evadir el tema de la participación de la gente de la oposición en el crimen de la ciudadana Lilian Hergueta. Ya los participantes en ese crimen han dicho muchas cosas, y se han visto algunos documentos. Incluso, esta gente decía que era defensora de los derechos humanos. Pudiera hablar también del cierre de la frontera y el estado de excepción como una medida justa y soberana de un gobierno legítimo.

Y lo digo porque hay ciertos opinadores -y opinadoras- que tampoco, igual que los líderes de la oposición que defienden, han escrito nada en torno a esos temas; por el contrario, nos cuentan que la gente del Observatorio Carter se va de Venezuela, como a lo mejor, y ojalá que no, también se va la cotorra de Margarita.

Gente que nos ha venido diciendo que viene una transición y que seguramente estos líderes de la oposición serán los encargados de llevarla a cabo.

Gente que no asume decirnos su “valiosa” opinión en torno a este crimen cometido por una “sociedad de cómplices”, que por lo visto están muy cerca de lo que ha venido defendiendo esta gente.

Mientras tanto, “el saqueo y comercialización de las cotorras margariteñas sigue siendo elevado; se estima que los nidos que no reciben protección sufren saqueo cercano a 100%, a la vez que en 2010 se encontraron 3 mil cotorras en cautiverio solo en Macanao. En el año 2010 se crea la Cooperativa EcoGuardianes, formada por jóvenes locales, y en la actualidad, bajo la supervisión de Provita, son los encargados de realizar la protección de la población reproductora de cotorras”.

 

Hacer un comentario.



Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten.

Patriagrande no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicar aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.

Comentarios