Opinión

Autor: Roberto Hernández Montoya

01:24 pm
25
Jul
2016

Yo soy Niza, pero no se puede devastar un pueblo, una cultura y una religión indefinidamente sin provocar resacas. Occidente está asolando países enteros. Libia, Afganistán, Irak, Siria… Desolaciones peores que mil atentados de Niza.

Antes de que un fariseo burgués (valga la redundancia) me acuse de justificar el terrorismo, declaro solemnemente que condeno el horror sucedido en Niza, en Bruselas, en París, en Charlie Hebdo, etc.

Ya, listo, cumplido este protocolo, paso a desarrollar el tema de este artículo.

Uno lee los libros de la historia occidental desde el Siglo de las Luces y supone que nadie en Occidente mata a nadie por motivos religiosos, salvo algún caso aislado.

Pues no. A Turquía no la dejan entrar en la Unión Europea, a pesar de que sus gobernantes se le arrastran, no por sus revolcones políticos y golpes de Estado rarones sino porque no es cristiana. ¿Por qué los países que devastan en el Medio Oriente son todos musulmanes? Es por una duda que tengo. Claro, no se lo hacen a todos, hay algunos sumisos a los que ni tocan, como Arabia Saudita. Por ahora. Cualquier día los saudíes se despiertan respondones y los siquitrillan. Irak se portaba bastante bien, hasta exterminaba gente, o sea, lo normal que se exige a un aliado de Occidente. Pero un día Sadam Hussein se puso cómico.

Tampoco es que a los países “cristianos” los tratan siempre bien, en América nos han infligido golpes, bloqueos, invasiones, te tienen pasando hambre, perpetran matanzas, etc. Pero después de la Segunda Guerra Mundial no han causado en países “cristianos” debacles tan inmensas e intensas como las causadas en el Islam. Por ahora, claro. No es por falta de planes; en algún escritorio del Pentágono debe estar listo el croquis de demolición de Parque Central, el Salón Elíptico y la Refinería de Amuay. No lo dudes. Y menos dudes de que si fuésemos un país muslime ya lo hubieran hecho desde que Chávez dio los primeros indicios de descortesía con el Imperio. Por mucho menos que eso tumbaron a Gallegos y dejaron caer a Pérez Jiménez. La dirigencia de oposición no sabe a qué se expone con amos tan nerviosos. No les importó siquitrillar a Noriega, a Chapita, al Sah de Irán, es decir, a gente que se les arrastró con más vergüenza que Ramos Allup.

Últimasnoticias

 

Hacer un comentario.



Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten.

Patriagrande no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicar aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.

Comentarios