Opinión

Autor: José Vicente Rangel

11:45 am
28
Jun
2016

En estos momentos las perspectivas del país no cambian por culpa de una oposición que cada día se aparta más del camino institucional y democrático.

1 No se necesita mucha agudeza política para darse cuenta de que los venezolanos estamos transitando por un campo minado. Hay cargas explosivas provenientes de la situación económica, concretamente de todo cuanto tiene que ver con el angustioso tema del desabastecimiento y el costo de vida, que tensa la situación social y, por otro lado, los movimientos de sectores de la oposición donde crece la angustia porque sus cálculos para salir de Nicolás Maduro y del chavismo no se dan. Para el Gobierno nacional el reto es ineludible. Incluso simple: o abastece los anaqueles con comida y artículos de primera necesidad, así como con los medicamentos que necesita con urgencia la población, o se verá precisado a extremar las medidas de emergencia para garantizar el orden público. Camino este no recomendable por las complicaciones que genera. Con la dirección opositora pasa otro tanto: o controla los nervios y coge mínimo, o termina repitiendo los errores de siempre. Que no son otros que los que desata la desesperación que conduce a incurrir en episodios de violencia como el 11-A, el paro petrolero y las guarimbas.

2 No es fácil sortear la actual situación. Extremadamente complicada por los numerosos factores que confluyen en ella. El más inquietante quizá sea la injerencia extranjera y, más concretamente, del Gobierno de EEUU a través de sus organismos de seguridad e inteligencia. Los cuales, en el viraje que Obama le ha dado a su política exterior adquieren influencia determinante. Hay algo que cabe destacar: la oposición, por ejemplo, no tuvo capacidad democrática para digerir la victoria electoral del 6 de diciembre del año pasado. La sobrevaloró y llegó a considerar que estaba a las puertas del poder. Esa evaluación equivocada fue lo que llevó a un político veterano como Henry Ramos Allup a pronosticar, en la sesión de instalación de la Asamblea Nacional, que en seis meses Maduro saldría de la presidencia, y a que la oposición en general considerara que el nuevo Legislativo era una especie de superpoder que le permitía competir de quien a quien con otros poderes del Estado.

3 Para el gobierno constitucional el desafío era inaceptable. No reaccionar significaba sucumbir. Por tanto, no tuvo otra alternativa que aceptar el reto y responder reivindicando sus atribuciones constitucionales. Hay que entender lo que ocurrió, que explica los desarrollos posteriores de la política: La radicalización de las posiciones y la polarización. En el marco de impedir la caotización, ¿qué correspondía hacer? Aprovechar la mediación de Unasur y la participación de personalidades confiables -Zapatero, Fernández y Torrijos- para rescatar el diálogo del rincón en que estaba confinado. Esto lo planteó Maduro desde que accedió a la Presidencia. Pero sin éxito. Ahora lo actualiza con el propósito de sacar el debate de la charca de la polarización y abrir una vía hacia la racionalidad. De nuevo la oposición rechazó el llamado condicionando el diálogo con iniciativas inaceptables, actitud que es producto del temor que tiene su liderazgo a los radicales que chantajean y consideran que cualquier contacto con el chavismo es una traición. Por eso la negativa de Ramos Allup a dialogar, insólita en un dirigente político, y, además, presidente de un Poder del Estado como la AN.

4 En estos momentos las perspectivas del país no cambian por culpa de una oposición que cada día se aparta más del camino institucional y democrático. La posible frustración del revocatorio por culpa propia por recurrir a insólitos extravíos que no se sabe si son deliberados o consecuencia directa de las pugnas y desorganización imperantes en su seno, impide acceder al diálogo que los venezolanos reclaman. Igual pasa con la insensata propuesta de aplicar en la OEA a Venezuela la Carta Democrática, que no es otra cosa que el aval que necesita una intervención foránea que, ineluctablemente, conduce a la violencia. Razón por la cual el dilema es claro: o se dialoga o la violencia se apodera del país. Pero el diálogo se impondrá. Como se impuso en la OEA, dejando con los crespos hechos a la oposición aventurera.

LABERINTO

Victoria de la patria venezolana y derrota de la antipatria en la sesión de la OEA del jueves 23. La respuesta al Informe Almagro para activar la Carta Democrática contra Venezuela fue tomar nota por Secretaría, con lo cual se desplomó la conjura urdida por la derecha regional junto con EEUU, y el apoyo unánime al diálogo propuesto por Maduro, Unasur y Rodríguez Zapatero, Fernández y Torrijos. Delcy Rodríguez pasará a la historia -con el mismo rango de Arcaya- como Canciller de la Dignidad…

Declaración de un vocero de la MUD: “Si el CNE respeta el Reglamento, el revocatorio puede ser este año”. Hay que preguntar si de 600 mil firmas chimbas no es un irrespeto al Reglamento y la Constitución: El revocatorio nadie lo rechaza. Pero hay normas que lo rigen para impedir que se convierta en recurso de delincuentes políticos…

Tremendismo: Freddy Guevara, de Voluntad Popular, afirma que “no hay forma de recuperar a Venezuela mientras Maduro esté en la presidencia”. Esta opinión irresponsable equivale a decir que “no hay forma de recuperar a Venezuela con la oposición que existe”. Con estas actitudes la política pierde sentido y se alimenta la violencia. Son las posiciones que sirven de excusa para la campaña en el exterior contra Venezuela…

Hay venezolanos que descienden a un nivel vergonzoso de negación del gentilicio. Se arrastran ante los poderes imperiales y se humillan para pedir apoyo contra su propia patria. Un vomitivo. Son líderes partidistas, parlamentarios, empresarios, que perdieron la vergüenza y llegan a exaltar a un desertor del campo progresista, tarifado por grupos económicos, como Almagro. Compiten con éste lamiéndole las suelas a los que manejan el poder en el mundo…

Esta situación clarifica cada día más el propósito que mueve la conjura contra Venezuela: la intervención en sus variadas expresiones, incluyendo la militar. La amenaza se concreta y escala a diario…

El presidente de Argentina, Mauricio Macri, esperanza de la ultraderecha de la región, luego de negar que tenía dinero en paraísos fiscales del Caribe, repatrió 18 millones de dólares de Bahamas. Su padre y su hermano también tienen -sin declarar al Fisco- depósitos offshore…

Moda macabra: el odio de la oposición llega al extremo de violar tumbas y denigrar de personas fallecidas. Casos: ya ocurrió tan despreciable actividad con el mausoleo de la madre de los Cabello en Monagas, y acaban de repetir la infamia contra la tumba de Alí Primera en Falcón…

La importancia que le asignan en el exterior a Venezuela nos llenaría de orgullo, si no fuera porque en muchos casos es una actitud artera para destruir el país. Ejemplo: patética la obsesión que se apoderó de la clase política española. Prácticamente la campaña electoral en España gira en torno a la situación venezolana. Todos los medios están dedicados al tema con informaciones falsas y tendenciosas. Aparentemente, allá no hay problemas y los dirigentes, corruptos e ineptos, eluden la situación utilizando el tema Venezuela como máscara. Pero por debajo de cuerda los declarantes se excusan con mensajitos zalameros. ¡Hipócritas!…

Falleció Ixora Rojas, dirigente de AD y primera mujer en presidir la Cámara de Diputados. Fue persona dialogante y digna. Sorprende el silencio de sus compañeros ante su desaparición. Mi pésame a los familiares, y paz a su alma.

Últimasnoticias

 

Hacer un comentario.



Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten.

Patriagrande no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicar aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.

Comentarios