Opinión

Autor: José Vicente Rangel

08:27 am
29
Jun
2015

1.- La conjura contra Venezuela y el gobierno bolivariano se acrecienta a medida que se acerca la fecha de los comicios parlamentarios. Este mismo aspecto, la fijación del día en que se realizará el acto electoral, fue escogido por la oposición como tema para atacar al CNE, y, de paso, al gobierno. Con el argumento de que éste no quiere medirse en las urnas y que existe una maniobra entre el CNE y el chavismo para que no haya elecciones. Tan peregrina versión la auspician quienes manejan opciones diferentes a la electoral para sembrar dudas en la colectividad. Se trata de una vulgar mentira –que la presidenta del CNE, Tibisay Lucena, desenmascaró al anunciar que las elecciones serán el próximo 6 de diciembre–, puesta a circular sin base alguna, ya que el gobierno y el chavismo han dado demostraciones inequívocas de respeto a la institución del sufrago y a lo que pauta la Constitución. Si algo está claro es que los venezolanos escogerán la próxima AN. Que el chavismo está comprometido con este evento cívico. Y que son otros los que hacen cálculos al margen de la institucionalidad democrática y tienen planes vinculados a la conspiración permanente que no pierde oportunidad de manifestarse.

2.- Este detalle –el escándalo en torno a la fecha comicial–, aparentemente banal, revelaba la magnitud de la ofensiva desestabilizadora, dentro y desde afuera del país. Aquí y en el exterior saben que habrá elecciones parlamentarias este año y que nada, salvo la ruptura del hilo constitucional, puede impedirlo. Además, que las elecciones serán impecables. Como siempre fueron en el proceso bolivariano, y que el resultado será respetado. Lo saben, pero lo que inspira el planteamiento es oscurecer el panorama. Acumular falsedades para descalificar a las instituciones. Para acuñar la imagen, como a diario lo hacen, de que el gobierno de Maduro es una dictadura.

3.- La descarga desde el exterior contra Venezuela se alimenta con insumos provenientes de una oposición golpista, terrorista, que no le importa la imagen del país. Por eso la avalancha de “salvadores”, de expresidentes y analistas, sospechosamente interesados por la suerte del país; cuadrados con las peores infamias que se pueden decir de un pueblo. La característica de las acusaciones es la ignorancia. No saben nada de lo que aquí ocurre. No les interesa indagar sobre la veracidad de lo que les llega. No hacen el menor esfuerzo por consultar fuentes distintas a las opositoras. Conforman un coro adiestrado y tarifado que responde al dictado de grupos poderosos para los que no interesa la verdad sino la falsificación de ésta.

4.- Vemos así, cómo se produce una especie de invasión de pícaros. Personajes que pretenden influir a la opinión pública exhibiendo marchitos prestigios y pasadas figuraciones -muchas, por cierto, bien tortuosas. Advierten que lo hacen para impulsar el dialogo, pero disparando contra el gobierno. Contra las instituciones. Haciéndose eco de cuanta miseria se le ocurre a una oposición irresponsable. Vienen a abogar por los “presos políticos”, pero no se les ocurre preguntar por qué motivo lo están. Hablan de violencia, pero no les interesa averiguar quién la promueve. Para ellos la guarimba no existió. Los muertos que ocasionó no existieron. Los cuantiosos daños a propiedades públicas tampoco. Ninguno de los visitantes ni opinadores desde el exterior inquieren acerca de quiénes fueron los responsables de esa violencia callejera, donde actuaron grupos organizados y entrenados para provocar el caos.

5.- ¿Cómo tenía que reaccionar un gobierno constitucional y democrático, acosado durante semanas por la violencia? Procedió como lo hace cualquier gobierno democrático del mundo: empleando los recursos legales, la disuasión mediante el empleo de la fuerza pública para conjurar la situación. Lo otro era cruzarse de brazos. Dejar que el país colapsara y el gobierno fuera derrocado. Claro está que ese era el propósito, y por eso la respuesta del gobierno fue actuar con firmeza en el marco legal. No le quedaba otra alternativa. Por eso es que hay que evitar que se repita esa situación, porque todo indica que la oposición se prepara para desatar de nuevo la violencia en pleno proceso electoral y desconocer el resultado. De lo cual deben estar enterados los “notables” que integran los carteles solidarios con los golpistas que llevan años actuando en Venezuela.

Laberinto

El Papa Francisco se comporta con un extraordinario coraje. Desafiando ideas religiosas mineralizadas, revisando dogmas agotados e impulsando un proceso renovador de la Iglesia que provoca estupefacción en unos y júbilo en otros. La derecha en el mundo se angustia con cuanto hace y dice Francisco, y busca explicaciones. Porque este jesuita es atípico. ¿Hasta dónde llegará la reacción que provoca en sectores conservadores del mundo y en la propia Iglesia? Impredecible. En la canalla mediática la respuesta no se hace esperar. Como siempre, basada en la descalificación personal, en las ofensas. En Estados Unidos es feroz. Cuestionan hasta su llamado a proteger el planeta del cambio climático. Igual en Francia y otras naciones por sus pronunciamientos sobre otros temas. Una publicación lo agravió recientemente, titulando un reportaje que le dedicó con la palabra PUTO, y pintándole de rojo los labios a una fotografía suya. Así empiezan los fanáticos, pero no se sabe a dónde llegan…

La masacre de Charleston revela el monstruo que tiene en sus entrañas EEUU: el odio racial que motiva a un joven de 21 años a cometer el horrendo crimen en una Iglesia. El otro monstruo en EEUU es el narcotráfico que los gobiernos condenan y persiguen en el exterior, pero no dentro del país por los beneficios que reporta al sistema financiero y el alto consumo de las clases altas…

En un editorial de El Nacional del 10 de junio, se define con claridad el objetivo de las huelgas de hambre en el país. Cito textualmente: “Ya han llamado la atención, no solo en el ámbito venezolano, sino también en el exterior” ¿Exhibicionismo? A confesión de parte relevo de prueba…

En un cementerio privado, en el municipio de Pilar, cercano a la ciudad de Buenos Aires, fue hallada la tumba con los restos de José Rafael Videla responsable, junto a otros jefes militares, de la desaparición de 30.000 personas durante su cruel gestión de gobierno. La lápida tiene una inscripción, no el nombre del dictador, sino Familia Olmos…

Un corresponsal en New York del diario de la ultraderecha española, ABC, Emili Blasco, es el autor del reportaje contra Diosdado Cabello donde le atribuye vínculos con el narcotráfico. Este periodista, siendo corresponsal del mismo diario en Londres, publicó años atrás un reportaje denunciando que Cabello y Walter Martínez le habían entregado un millón de dólares a Bin Laden. El hombre se especializa en la truculencia que, seguramente, le resulta rentable…

Libros: Uno de Cruz Villegas, consecuente dirigente obrero y luchador político, titulado: “Cuando yo tenga mis manos”, hermosa compilación de episodios de su agitada vida. Realizada con devoción por sus hijos, brillantes periodistas. Otro, “De Quereres y Militancias”, de Eduardo Gallegos Mancera, abnegado dirigente social, médico, militante. Hombre de una calidad humana excepcional. Ambos libros los recomiendo a los jóvenes para que se inspiren en los valores de un limpio ejercicio de la política…

¿Qué otra falsedad pondrá a circular ahora la oposición para cuestionar las elecciones parlamentarias y buscar que la violencia ocupe el escenario? Todo indica que algo se prepara.

 

Hacer un comentario.



Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten.

Patriagrande no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicar aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.

Comentarios