Opinión

Autor: Roberto Malaver

09:06 am
06
Mar
2015

Cinthya Machado Zuloaga llegó hoy con todos los datos en la mano. Tiene toda la prensa privada en sus manos y abre parte de ella sobre la mesa. Los paseantes del centro comercial San Ignacio aprovechan y se detienen cerca para hacernos creer que están viendo la prensa, y lo que ven, admirados y babeándose, es la escultural belleza de Cinthya.

Y dice Cinthya: “Mi padre está a punto de pedir que lo pongan preso con Ledezma. ‘Si la oposición sigue así, mejor es que nos entreguemos todos los que hemos cometido el error de financiarla’, dijo mi padre, y se puso las manos en la cabeza y se fue a escuchar a José Alfredo Jiménez. Eso indica lo mal que está, porque cuando está de buenas, la casa se llena de Beethoven, Bach y Mozart”.

El mesonero llegó con la botellita de agua Evian y el café negro y se detiene. “Firme siempre ante la belleza, señorita”, le dice a Cinthya y coloca la botellita, y viéndome dice: “Y ante los marginales con suerte, desprecio”, y coloca el café. Y como siempre, se marcha de espaldas para suspirar de frente viendo a Cinthya.

Y sigue diciendo mi analista política personal: “Ahora sucede que anuncian las primarias para el 17 de mayo, apoyados por el CNE, pero ya están declarando -y muestra la prensa- que no habrá elecciones primarias en Lara, Miranda y Amazonas, es decir, que ya dieron tres golpes de Estado. Lo que les encanta. Y por lo visto son muy pocos los circuitos electorales donde van a realizar primarias, porque ya los ‘líderes’ tienen copado el mercado. Siguen siendo golpistas hasta en las elecciones primarias. Por eso, mi padre se pone las manos en la cabeza. Y uno se pregunta quién será el encargado de pedir la plata en efectivo en estas elecciones, porque no creemos que el papá de Capriles se preste otra vez para eso”.

Tiene argumentos Cinthya. Conoce muy bien la oposición porque ha vivido en el monstruo toda su maravillosa vida. “Da vergüenza también que no declaren nada acerca de las pruebas del golpe que le quieren dar a Maduro. Callando lo están diciendo todo. Están diciendo que no son demócratas porque, por lo visto, nunca lo han sido. Y lo peor es que en las primarias siguen dando golpes, y lo más vergonzoso, hay gente que todavía cree en ellos. Con estos tres golpes electorales siguen diciendo lo que son: autoritarios”.

 

Hacer un comentario.



Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten.

Patriagrande no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicar aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.

Comentarios