Opinión

Autor: Roberto Malaver

11:53 am
08
Ene
2016

Mientras Maduro y Cabello estén en posiciones dominantes los daños que se le causan al país son enormes. Se ha constatado que son ellos los responsables de haber llevado a la República al borde del abismo. La profunda crisis económica es consecuencia de querer imponer al país un modelo que ha fracasado donde quiera que se ha intentado aplicar.

Por su parte, la crisis política se evidencia con un país dividido en dos pedazos, y Maduro y Cabello también, se niegan a tomar las medidas que indica la más elemental lógica. No se necesita ser un sabio para concluir que el país necesita de diálogo, y superar la confrontación, y que un país dividido en la forma como está Venezuela no tiene porvenir.

Como consecuencia de sus políticas económicas se atraviesa una inflación que alcanzó 270,7% anual. El impacto de esta inflación en el salario mínimo es devastador. La inseguridad personal es verdaderamente aberrante cuando se contabilizan por años las muertes por hechos violentos. La suma de estos factores: hiperinflación, inseguridad, e incapacidad, arroja como resultado un país verdaderamente en ruinas.

El 6-D la inmensa mayoría del país votó por un cambio, y se inició el 5 de enero con la instalación de la nueva AN una nueva etapa que le abrirá nuevamente a Venezuela las puertas de la democracia. La manera como ha sido resuelta la integración de la directiva de la nueva Asamblea representa la voluntad mayoritaria de los venezolanos; saludamos a Ramos Allup, Enrique Márquez y Simón Calzadilla, quienes la integran. Rescatemos la potestad de un poder del Estado que había sido sumido a ponerse de rodillas ante el Ejecutivo.

Esperamos que entre las primeras medidas se apruebe una ley de amnistía y reconciliación, que será el primer paso para la liberación de los presos políticos, el regreso de los exiliados y el cese de atropellos y la persecución a los ciudadanos por expresar sus opiniones.

Se ha rescatado la esperanza y Venezuela tiene futuro, que no es otro que la democracia y el retorno a la República civil. Para ello lo decimos enfáticamente, es necesario salir de este par de individuos -responsables en primer término de las desgracias que está sufriendo nuestro país y nuestro pueblo-, dentro del marco de la Constitución, en forma pacífica, pues nuestro pueblo con la votación del 6-D demostró que no quiere violencia pero quiere un cambio.

ultimasnoticias

 

Hacer un comentario.



Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten.

Patriagrande no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicar aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.

Comentarios