Opinión

Autor: Maryclen Stelling

10:22 am
28
Jun
2015

Finalmente, cual novela de misterio, el CNE, en la voz de la rectora Tibisay Lucena, reveló la fecha de las parlamentarias.

El anhelado anuncio fue precedido por una suerte de campaña de intriga que jugó con el misterio, el silencio y la información fragmentaria, y, como era de esperarse, generó un clima de tensión en la ciudadanía. Para unos se trató de una estrategia ejecutada con profesionalismo, honestidad y transparencia. “Lo primero que hice fue felicitarla porque cuánto ataque ha recibido esta noble profesional, digna mujer venezolana que le ha tocado el reto de presidir el CNE”, expresó el presidente Maduro. Para otros imperó la falta de transparencia y el ocultamiento con fines políticos. Torrealba, secretario ejecutivo de la MUD, acusó a la “cúpula del sufragio” de haber pervertido la imagen pública del organismo al servir de agente electoral de este gobierno. Lucena criticó a quienes dudaron de que el organismo anunciaría la fecha de los comicios este año y recalcó que “en ningún momento este Poder Electoral dio señales de que no hubiera un proceso electoral”.

Despejada la incógnita, y luego de las reacciones iniciales, la ciudadanía permanecerá atenta a los movimientos a realizar por los actores político-electorales: CNE, MUD y Psuv. Cual narradores -políticos y candidatos, medios de información y encuestadores, analistas y expertos- escribirán los próximos capítulos de lo que puede ser una novela negra, de terror, policial, fantástica, de aventuras, épica, de ciencia-ficción….

Las etapas oficiales ya fueron definidas por el CNE, mas la trama-relato de los acontecimientos que componen la novela será desarrollada no necesariamente en orden cronológico, sino de acuerdo con la secuencia en que decidan presentarla al ávido electorado los narradores.

No queda duda de que la intriga y el suspenso como recurso político-narrativo nos mantendrán a la expectativa, en estado de tensión y nerviosismo, pero atentos al desarrollo de la confrontación electoral y sus resultados, cual nudo de la narración.

De cara a las parlamentarias, será difícil para actores y narradores escapar a la tentación de cultivar el miedo en tanto recurso narrativo y fundamentalmente de control político-electoral.

 

Hacer un comentario.



Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten.

Patriagrande no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicar aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.

Comentarios