Opinión

Autor: Héctor Rodríguez

02:23 pm
08
Mar
2016

En los últimos días he escuchado a la oposición decir de forma reiterada que el modelo chavista fracasó, por supuesto en su afán de relacionar la emergencia económica con el modelo de inclusión social que inició Chávez y tratando de justificar su agenda neoliberal.

En función de esto me propuse hacer un ejercicio científico que sustentara lo que ya en conversaciones informales me habían ratificado amigos y familiares de distintas tendencias políticas. Recomiendo que este sencillo experimento lo realice usted también para que saque sus propias conclusiones. Cuando le preguntamos a un opositor, a un chavista o a alguien que manifiesta no ser militante de ningún partido político, si está o no de acuerdo con un modelo que:

- Coloque al ser humano en el primer lugar de la toma de decisiones, esto se traduce en vivienda, pensiones, salud, educación de calidad, rescate de espacios públicos;

- Lleve las riendas del sector petrolero y distribuya los ingresos de manera justa, priorizando la inversión social;

- Resguarde los recursos con los que hemos sido bendecidos como país para asegurar un futuro productivo;

- Democratice las telecomunicaciones, y esto es que puedan ser disfrutadas por todas y todos; esté comprometido con las y los trabajadores e impulse la unidad latinoamericana con proyectos como el tren Caracas-Buenos Aires o el Banco del Sur.

El 99% de las personas consultadas respondió de manera afirmativa, es decir que la mayoría respalda el modelo de Chávez.

Algunos hacen la observación, muy válida, de elevar los niveles de eficiencia y eficacia, pero afortunadamente apenas 1% se apega al modelo neoliberal de la privatización y el “sálvese quien pueda” que reinó en Venezuela cuando la oposición fue gobierno.

Quienes intentan atribuirle al modelo chavista, al modelo humano, las cargas de las crisis actuales, solo tratan de desfigurarlo para regresar a lo que mejor conocen: la explotación, la privatización de la vida humana, la corrupción y la política de la mentira.

Hemos avanzado en la concreción del modelo, tampoco cabe duda de que es el camino que aspiramos a recorrer las y los venezolanos, sin embargo tenemos una deuda inmensa que obliga a rectificar y a mejorar los niveles de gestión en búsqueda de métodos más efectivos, y estamos comprometidos.

ultimasnoticias

 

Hacer un comentario.



Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten.

Patriagrande no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicar aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.

Comentarios