Opinión

Autor: Asalia Venegas

10:55 am
04
Feb
2016

La relación de Julio Borges, coordinador de PJ y jefe de la fracción de la MUD en la AN, con la Gran Misión Vivienda Venezuela, es esquizoide por donde se le mire

Una relación amor-odio que data de 2010. Cuando el deslave -por las intensas lluvias de aquel año- estremeció no solo la ciudad de Caracas sino otras regiones, el gobierno bolivariano con Chávez a la cabeza respondió de inmediato, buscando albergue y protección para los damnificados.

Fueron momentos muy difíciles porque el drama humano superó las expectativas. Días, semanas y meses agobiaron al Ejecutivo, pues había que dar respuestas. Chávez tomó la decisión de utilizar los entes públicos, acondicionar espacios en ministerios y otros organismos para acoger a ancianos, mujeres, niños, enfermos. Y así fue. Y la oposición, bien gracias. Ese no era su problema.

Fue notorio el desdén de los gobernadores opositores. En sus estados no se implementó la medida. Solo en aquellas dependencias de carácter nacional que allí funcionasen. El presidente Chávez promulgó un decreto sobre la emergencia de atención gubernamental en caso de riesgos por fenómenos naturales. Ingentes recursos económicos y humanos se focalizaron en la atención que el gobierno bolivariano prestó a los damnificados.

Esto precede al diseño y ejecución del Plan de viviendas -luego en 2011 la Gmvv- con el reto no solo de atención a aquellos venezolanos que sufrieron la debacle de la naturaleza sino a muchas otras familias humildes que vivían en zonas de alto riesgo. Alcaldías y gobernaciones bolivarianas se sumaron al llamado del Presidente. Se lograron diferentes acuerdos con gobiernos amigos para los proyectos de construcción de viviendas a gran escala, uni y multifamiliares.

Inmensas edificaciones se levantaron. Diferentes diseños urbanísticos, llenos de colorido -que todos veíamos- coparon todas las ciudades. Pero había un ciego que no veía nada y que todos los lunes daba una rueda de prensa para decir que el Gobierno era un mentiroso y Chávez un farsante. El ciego hablaba de la “misión maqueta”. En diciembre 2015 el gobierno bolivariano entregó la vivienda un millón. El ciego Borges dijo que era una mentira más. Hoy la burguesía y la oligarquía -guiadas por él- le quieren poner sus garras a la Gmvv.

ultimasnoticias

 

Hacer un comentario.



Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten.

Patriagrande no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicar aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.

Comentarios