Opinión

Autor: Alberto Aranguibel B

12:15 pm
10
Sep
2015

La vaselina es una sustancia hidrófoba derivada del petróleo, a la que suele dársele infinidad de usos que van desde lo clínico hasta lo mecánico. Sus propiedades dermatológicas la han convertido en el ungüento por excelencia para reducir las dolorosas afectaciones que puedan causar agentes externos sobre la piel y otros órganos sensibles del cuerpo.

De ahí la expresión popular que la asocia a las maquinaciones por parte de quienes, por su naturaleza mezquina y maliciosa, procuran siempre y sin el más mínimo remordimiento sacar provecho de la buena fe y disposición del prójimo.

Arnulfo Pifano, compañero de labranza de mi tío Eustoquio, solía quejarse de que su mujer lo desplazaba progresivamente de la cama durante la noche quitándole poco a poco la sábana y corriéndose hacia su lado del colchón hasta que el pobre viejo terminaba en el suelo. “¡Es que esta me la saca con vaselina!”, decía en un ingenioso parafraseo del original dicho popular que es a la inversa.

El acorralamiento al que nos viene sometiendo Colombia desde nuestros orígenes como república, es más o menos lo mismo.

No solo desde allá se ordenó la muerte del Libertador, sino también la de Sucre, su indiscutible sucesor. Un afán por el poder que la historia ha demostrado no era solamente separatista de la gran unión suramericana, sino de instauración de un modelo monárquico de nuevo cuño en suelo suramericano, inspirado en la cultura de virreinato que la oligarquía de esa nación jamás ha desechado del todo.

De acuerdo a la Agencia para los Desplazados de la ONU (Acnur), Colombia tiene hoy la mayor taza de desplazados del mundo después de Siria, con casi siete millones de emigrantes, de los cuales más del 87% se traslada a Venezuela. Pero aquí desplazan al venezolano de las misiones, los servicios públicos, la educación, la salud, y hasta imponen su cultura vallenata.

¿Le conviene en verdad a la hermana república el fin de una guerra que le está ahorrando la manutención de esos casi seis millones de desplazados por el conflicto y que con su traslado hacia nuestro país alivian casi en un tercio la economía de esa nación?

Por el desespero de la Casa de Nariño con el cierre de frontera pareciera que no. Como que les interesa más una Operación Vaselina que termine por echar de Venezuela a los venezolanos.

 

Hacer un comentario.



Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten.

Patriagrande no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicar aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.

Comentarios