Opinión

Autor: Alberto Aranguibel B

08:02 am
19
May
2016

En economía, la inflación es el absurdo proceso mediante el cual se ejerce el libre derecho del capital a protegerse de los aumentos que el mismo capital genera en la sociedad de consumo.

Exactamente igual al chaleco antibalas que usa el delincuente contra las balas que él mismo dispara.

Sin justificación alguna, un panadero eleva en la mañana los costos de los productos que él mismo aumentará de nuevo en la tarde “porque en apenas horas las cosas subieron de precios”.

Un taxista que sube arbitrariamente la tarifa diaria que le cobra a una maestra porque un panadero le cobró hoy más caro el pan y lo obligó además a comprar tres litros de jugo que no necesitaba para poder venderle un litro de leche que sí necesitaba.

Una maestra que decide aumentar por tercera vez en el año el costo de la mensualidad del colegio porque el taxista al que le venden el pan caro decidió aumentar la carrerita diaria y además tuvo que comprar unos jugos que no necesitaba.

Un ferretero incrementa los precios de todos sus productos 40% porque la maestra de su hijo aumentó la mensualidad por tercera vez, dado que un taxista elevó la tarifa porque un panadero le cobra más caro el pan y le vende unos jugos que no se necesitan.

Ninguno, ni el panadero, ni el taxista, ni la maestra, ni el ferretero, saben de economía. Pero culpan por igual al gobierno por la inflación y lo gritan a los cuatro vientos en la panadería, en el taxi, en la calle y hasta en la ferretería.

Junto con la plaga de los bachaqueros, todos son “actores económicos” que generan niveles injustificados de inflación en el más perfecto ejercicio de libertad económica que se conozca, en el cual cada quien eleva los precios a su antojo argumentando que la causa de los aumentos es la regulación de los precios impuesta por el gobierno a apenas una treintena de los miles de productos que el capitalismo aumenta de precios a diario.

¿Cómo irán a hacer para bajar los precios cuando el socialismo ya no exista y triunfe la propuesta neoliberal, cuyo único propósito de gobierno es llegar al poder para liberar los precios?

No hay manera de saberlo. En su delirio proteccionista, no se percatan de que cavan su propia tumba, pero no con picos ni palas, sino con cajas registradoras. Algo así como “pan pa’ hoy y hambre pa’ mañana”.

ultimasnoticias

 

Hacer un comentario.



Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten.

Patriagrande no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicar aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.

Comentarios