Opinión

Autor: Eubel López

02:44 pm
27
Oct
2015

Las modas y como reflejan a nuestra sociedad de consumo, son nuestra radiografía ante los medidores que definen si tenemos o no un sistema socialista, capitalista, o en transición, tenemos solución a algunos problemas en nuestras manos y sin embargo seguimos prefiriendo correr la arruga.

Cuando las empresas que dirige la derecha venezolana comenzaron a desaparecer artículos de primera necesidad como parte de su guía del qué hacer en momentos electorales, surgió una moda, pero como toda moda fue transitoria, era la moda de la energía alternativa, del pan de yuca, de la estevia, de los fideos de arroz, que como alternativa resultaban coherentes con el sistema socialista que intentamos levantar.

Entendiendo que nuestro sistema de producción de alimentos es manejado por un monopolio totalmente capitalista, al que no le ha importado jugar con las necesidades del pueblo en continuas oportunidades, me pregunto dónde quedó todo eso que pensamos sería buena idea para diversificar el mercado y competir con productos que, aunque reconocemos de toda la vida, son muchos de ellos incluso dañinos a la salud.

Y no hablo de un proyecto micro, que de seguro existen por aquí y por allá, hablo de unos proyectos a gran escala que garanticen que poco a poco reemplacemos los artículos ofertados por los monopolios alimenticios, hablo de algo permanente y sustentable que aún no tenemos.

No debemos permitir que el chavismo sea también una moda con una euforia pasajera, donde nosotros como protagonistas de esta película nos dejemos robar el estelar, entendiendo la importancia estratégica de lo mediático y de comunicar efectivamente lo que hacemos, pero sin dejar de lado el discurso y la acción a la que hacía referencia el comandante Chávez en su recordado golpe de timón.

 

Hacer un comentario.



Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten.

Patriagrande no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicar aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.

Comentarios