Opinión

Autor: Marciano

08:00 am
04
Jun
2010

CUALQUIERA LES CREE. Es como el diablo en misa. Cuando la gente de FEDECÁMARAS y otros organismos empresariales afirman que no están conspirando, hay que ponerse mosca. Hay que estar más alertas que nunca. Porque se trata de un desmentido de los dientes para afuera. Es la cortinita de humo con la que engañaron al gobierno de Chávez en los tiempos de la bobería, y al país en general. Carmona y otros empresarios, o mejor dicho todos, salvo honrosas excepciones, usaban el mismo lenguaje: “Aquí nadie está conspirando, respetamos al Estado de derecho”, hasta que le dieron el palo a la lámpara: El golpe del 11 de abril de 2002. Y no solo eso, sino que aún no habían recogido los vidrios de la derrota, aún olía a pólvora en las calles y no terminaban de limpiar la sangre derramada por el pueblo, cuando los mismos protagonistas del 11-A salieron para el segundo golpe, el petrolero, en medio de declaraciones y golpes de pecho repudiando el golpismo. ¿Qué significa eso? Que simplemente no se les puede creer. Nada. Absolutamente nada. Y que cuando dicen que no están conspirando es porque lo están. No lo dude. Bien pendejo sería el Gobierno si baja la guardia y le da crédito a una afirmación de los mentirosos crónicos de FEDECÁMARAS.

QUE, POR LO DEMÁS, todo cuanto hacen y dicen los pone en evidencia. Manipulan el dólar, manipulan los precios de los productos de la dieta del venezolano, acaparan, ocultan productos, montan una feroz ofensiva mediática para desacreditar no sólo al Gobierno sino a las instituciones. En esa campaña la administración de justicia, el Ministerio Público, la Contraloría, etc., estarían dominados por una pandilla de delincuentes. La Fuerza Armada estaría dirigida y controlada por cubanos y personal iraní. Y el robo imperaría en la administración pública. No hay personaje del chavismo que no sea irrespetado y calumniado. Todo en el marco de una ofensiva de los medios de comunicación, dirigida por El Nacional, Globovisión, El Universal, que al mismo tiempo proclaman que en Venezuela no hay libertad de expresión.

FEDECÁMARAS Y EL EMPRESARIADO en general están conspirando. No dejan de hacerlo. Y el chavismo hace muy bien en tirarse a la calle. Porque al proceso bolivariano hay defenderlo con la gente en la calle: movilizando a los trabajadores, a los campesinos, a los jóvenes, a las mujeres, a los sindicatos, al PSUV, al chavismo en general, y alertando a la Fuerza Armada Nacional Bolivariana sobre los intentos destinados a penetrarla. Es lo único que detiene la conspiración en sus dos vertientes, la electoral montada sobre la ola de desprestigiar al Gobierno y a Chávez, y la golpista terrorista que se mueve con intensidad, cuenta con amplio apoyo en los medios y dispone de abundantes recursos crematísticos procedentes del exterior.

El nazismo israelí

LO QUE ACABA DE HACER el Ejército israelí no debe sorprender a nadie. Es la constante de los judíos nazificados que lo dirigen. El otro día vi por televisión una película sobre los interrogatorios al criminal de guerra Adolf Eichmann por agentes israelíes en el proceso que se le hizo. El tipo negó todo y no vaciló ante las irrebatibles pruebas que le presentaron. El comportamiento de un fanático nazi. El mismo de los fanáticos judíos doblados en nazis que dirigen el Estado de Israel. En la historia abundan los casos del reprimido convertido en represor.

 

Comentarios

11:04
Todd Flannery dijo:

Helpful information here. I added your site on my favorite, so visit again.

 

Hacer un comentario.



Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten.

Patriagrande no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicar aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.

Comentarios