Opinión

Autor: Fidel Castro Ruz

11:05 pm
03
Jun
2010

No me quedó otra alternativa que escribir dos reflexiones sobre Irán y Corea, que explican el peligro inminente de guerra con el empleo del arma nuclear. A su vez, expresé ya la opinión de que uno de ellos podía subsanarse si China decidía vetar la resolución que Estados Unidos promueve en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas. El otro depende de factores que escapan a toda posibilidad de control, debido a la conducta fanática del Estado de Israel, convertido por Estados Unidos a su actual condición de fuerte potencia nuclear, que no acepta control alguno de la superpotencia.

Cuando se produce la primera intervención de Estados Unidos para aplastar la Revolución Islámica en junio de 1953, en defensa de sus intereses y los de su estrecho aliado el Reino Unido, que llevó al poder a Mohammad Reza Pahlevi, Israel era un pequeño Estado que no se había apoderado todavía de casi todo el territorio palestino, parte de Siria y no poco de la vecina Jordania, defendida hasta entonces por la Legión Árabe, de la que no quedó ni la sombra.

Hoy los cientos de cohetes con ojivas nucleares, apoyados por los aviones más modernos que le suministra Estados Unidos, amenazan la seguridad de todos los Estados de la región, árabes y no árabes, musulmanes y no musulmanes, que están al alcance del amplio radio de acción de sus proyectiles, que pueden caer a pocos metros de sus objetivos.

El pasado domingo 30 de mayo, cuando escribí la reflexión El imperio y la droga, no había ocurrido todavía el brutal ataque contra la flotilla que transportaba víveres, medicamentos y artículos para el millón y medio de palestinos sitiados en un pequeño fragmento de lo que fuera su propia Patria durante miles de años.

La inmensa mayoría de las personas invierten su tiempo y luchan para enfrentar las necesidades que les impone la vida -entre ellas el alimento, el derecho a la recreación y al estudio, y otros problemas vitales de los familiares más allegados-; no pueden detenerse en la búsqueda de información sobre lo que está ocurriendo en el planeta. Uno los ve en cualquier parte con expresiones de nobleza y confiando en que otros se encargarán de buscar soluciones a los problemas que los agobian. Son capaces de alegrarse y sonreír. Alegran de esta forma a los que tenemos el privilegio de observar con ecuanimidad las realidades que nos amenazan a todos.

El extrañísimo invento de que Corea del Norte había hundido la corbeta sudcoreana Cheonan -diseñada con tecnología de punta, dotada con amplio sistema de sonar y sensores acústicos submarinos-, en aguas situadas frente a sus costas, la culpaba del atroz hecho que costó la vida de 40 marinos sudcoreanos y decenas de heridos.

No era fácil para mí desentrañar el problema. No tenía, por un lado, la forma de explicarme que fuera posible para gobierno alguno, por mucha autoridad que disfrutara, utilizar los mecanismos del mando para dar la orden de torpedear una nave insignia. Por otro lado, no creí por un segundo la versión de que Kim Jong Il diera esa orden.

Carecía de elementos de juicio para llegar a una conclusión, pero tenía la seguridad de que China vetaría un proyecto de resolución del Consejo de Seguridad que sancionara a Corea del Norte. Por otro lado no tenía duda alguna de que Estados Unidos no puede evitar el empleo del arma nuclear por parte del gobierno incontrolable de Israel.

En horas avanzadas del día 1º de junio comenzó a descorrerse el velo de lo que realmente ocurrió.

Escuché a las 10 y 30 p.m. el contenido de un análisis agudo del periodista Walter Martínez, que elabora Dossier, programa estelar de la televisión venezolana. Él llegó a la conclusión de que Estados Unidos hizo creer a una y otra parte de Corea lo que cada una de ellas afirmaba de la otra, con el objetivo de resolver el problema de la devolución del territorio ocupado por la base de Okinawa que el nuevo líder de Japón, haciéndose eco de las ansias del país, demandaba. Su partido obtuvo un enorme respaldo en las elecciones debido a esa promesa suya de lograr el retiro de la base militar allí instalada, que es un puñal clavado desde hace más de 65 años en el corazón del Japón, hoy desarrollado y rico.

A través de Global Research se conocen los detalles verdaderamente asombrosos de lo que ocurrió, gracias al artículo de Wayne Madsen, periodista investigador que trabaja en Washington DC, que divulgó información de fuentes de inteligencia en el sitio web Wayne Madsen Report.

Dichas fuentes -afirmó- “…sospechan que el ataque contra la corbeta de guerra antisubmarina de la Armada sudcoreana Cheonan fue un ataque de bandera falsa hecho para que pareciera provenir de Corea del Norte.”

“Uno de los propósitos principales para el aumento de las tensiones en la península coreana era aplicar presión sobre el primer ministro japonés Yukio Hatoyama para que cambiara de política sobre el retiro de Okinawa de la base del Cuerpo de Marines de EE.UU. Hatoyama ha admitido que las tensiones por el hundimiento del Cheonan tuvieron una importante influencia en su decisión de permitir que los marines de EE.UU. permanecieran en Okinawa. La decisión de Hatoyama ha llevado a una división en el gobierno de la coalición de centroizquierda, un hecho saludado en Washington, por la amenaza del líder del Partido Socialdemócrata, Mizuho Fukushima, de abandonar la coalición por el cambio de actitud sobre Okinawa.

“El Cheonan fue hundido cerca de la isla Baengnyeong, un lugar del extremo occidental alejado de la costa sudcoreana, pero frente a la costa norcoreana. La isla está altamente militarizada y dentro del alcance de fuego de artillería de las defensas costeras norcoreanas, que está al otro lado de un estrecho canal.

“El Cheonan, una corbeta de guerra antisubmarina, tenía sonar de tecnología de punta, y además operaba en aguas con amplios sistemas de sonar hidrófono y de sensores acústicos submarinos. No existe evidencia sudcoreana de sonar o de audio de un torpedo, submarino o mini-submarino en el área. Ya que no hay casi navegación en el canal, el mar estaba silencioso en el momento del hundimiento.

“Sin embargo, la isla Baengnyeong alberga una base de inteligencia militar estadounidense-sudcoreana y SEALS [fuerzas especiales] de la Armada de EE.UU. operan desde la base. Además, había cuatro barcos de la Armada de EE.UU. en el sector, parte del Ejercicio Foal Eagle EE.UU.-Corea del Sur, durante el hundimiento del Cheonan. Una investigación de las huellas metálicas y químicas del torpedo sospechoso muestra que es de producción alemana.

“Existen sospechas de que los SEALS de la Armada de EE.UU. mantienen una muestra de torpedos europeos con fines de denegabilidad plausible para ataques de bandera falsa. Además, Berlín no vende torpedos a Corea del Norte, sin embargo, Alemania mantiene un programa de estrecha cooperación de desarrollo conjunto de submarinos y armas submarinas con Israel.

“La presencia del USNS Salvor, uno de los participantes en Foal Eagle, tan cerca de la isla Baengnyeong durante el hundimiento de la corbeta sudcoreana, también suscita preguntas.

“El Salvor, un barco civil de salvamento de la Armada, que participó en actividades de colocación de minas por los marines tailandeses en el Golfo de Tailandia en 2006, estuvo presente cerca del momento de la explosión, con un complemento de 12 buzos de aguas profundas.

“Pekín, satisfecha con la afirmación de inocencia de Kim Jong Il de Corea del Norte después de un viaje urgente en tren de Pyongyang a Pekín, sospecha del papel de la Armada de EE.UU. en el hundimiento del Cheonan, asociada a sospechas particulares respecto al papel jugado por el Salvor. Las sospechas son las siguientes:

“1. El Salvor participaba en una operación de instalación de minas en el lecho marino; en otras palabras, colocaba minas antisubmarinas disparadas horizontalmente en el fondo del mar.

“2. El Salvor estaba realizando inspección rutinaria y mantenimiento de minas en el lecho marino, y colocándolas en un modo electrónico activo -disparo por gatillo sensible- como parte del programa de inspección.

“3. Un buzo de los SEALS colocó una mina magnética en el Cheonan, como parte de un programa clandestino con la intención de influenciar la opinión pública en Corea del Sur, Japón y China.

“Las tensiones en la península coreana han eclipsado convenientemente todos los demás puntos de la agenda en las visitas de la secretaria de Estado Hillary Clinton a Pekín y Seúl.”

Así, de forma asombrosamente fácil, Estados Unidos logró resolver un importante problema: liquidar el gobierno de Unidad Nacional del Partido Demócrata de Yukio Hatoyama, pero a un altísimo costo:

1- Ofendió profundamente a sus aliados de Corea del Sur.

2- Destacó la habilidad y rapidez con que actuó su adversario Kim Jong Il.

3- Resaltó el prestigio de la potencia China, cuyo Presidente con plena autoridad moral se movió personalmente y envió a los principales líderes de China a conversar con el Emperador Akihito, el Primer Ministro y otras personalidades eminentes de Japón.

Los líderes políticos y la opinión mundial tienen una prueba del cinismo y la falta total de escrúpulos que caracterizan la política imperial de Estados Unidos.

Fidel Castro Ruz
Junio 3 de 2010
11 y 16 a.m.

Tomado de Cubadebate

 

Comentarios

06:05
Eduardo Ramos Araujo dijo:

FRANKESTEIN ES REVOLUCIONARIO

Hace unos pocos días, redacté una nota en la que afirmaba que el asunto de PDVAL era mucho más grave de lo que hasta ese momento se había revelado a la opinión pública y que además involucraba sumas ante las cuales, cualquiera de estos presidentes traga perras, eunucos del Comandante, con gusto se pondría de rodillas. Ya hoy sabemos que hay más. Mucho más.
Confirmada la hipótesis de que el negoción de Ramírez, Diosdado y la Pandilla de Testaferros del “Monstruo de Cabeza Roja” sí consistía en adquirir “productos” vencidos o a punto de vencerse (que a los efectos es lo mismo) a precio de “basura” o incluso, hasta cobrando por su “descarte ecológico” con el solo y vulgar objetivo de exportar en masa los dólares de la PDVSA revolucionaria, el Comandante queda ahora corriendo desnudo en medio de la Francisco Fajardo.
Aunque pueda causar hilaridad, al día de hoy, el asunto PDVAL ha pasado a ser, para este enjambre de corrompidos “materia de Estado” y aunque usted no lo crea, tiene en alerta roja a los agentes de inteligencia, contra inteligencia y a toda la fauna de brutus, matones, maromeros y perros falderos de lo que llaman el alto gobierno. En otras palabras: No sabíamos los humildes mortales, que las mieles del trueque que aún esperan su consagración legislativa, como vía sabia para la abolición del capitalismo salvaje, ya las estaban saboreando en los más altos niveles del régimen. Pero ya vamos viendo más claro: Más que trueque, era truco: Se trataba de convertir basura, en dólares. Para infortunio y paradoja de la extendida y poderosa mafia, por obra de dos o tres muchachos, honestos y desesperados, la jalea se les puso piche, todos están embarrados y para más, las abejas se alborotaron.
Esta continuada y criminal estafa a la nación y al pueblo, ha obligado al Comandante, a ponerse a “negociar” el silencio de varios Frankestein enloquecidos tras las rejas, que también igual que él, son monstruos de boina roja.
Por esas paradojas increíbles del destino, queda ahora el máximo líder y Comandante de la revolución bolivariana, a la buena; no de Dios, sino de varios de estos Frankestein desesperados, que tras la rejas, pugnan por no hundirse con el horrible y pestilente barco de PDVAL.
Hechuras despavoridas, amalgamadas con los cuerpos, pero por sobre todo, con la lengua de decenas de testaferros, ejecutores, mandaderos y peones del Gran Capo y autor intelectual, de una de las operaciones políticas y financieras, más perversas y torcidas de nuestra historia republicana.
Sin dudas, que el Comandante está varado en un punto delicado de su historia. De lo más bajo de su gobierno chambón y tracalero, surgen ahora estos traficantes a sueldo, que negociaban bajo sus órdenes y a mansalva, con el hambre del pueblo. Y por esas cosas inexplicables y extrañas del destino, estos tramoyeros, estos extras de segunda, pasan ahora a ser los libretistas y directores de la escena final; suerte de tragicomedia que amenaza con prolongarse.
Tienen ellos por ahora lo más preciado: Abundante y explosiva materia prima para alimentar las imprentas de medio mundo y llenar cientos de humillantes e imprescriptibles legajos judiciales, con delitos que van desde el agavillamiento, afrentas de lesa humanidad, hasta la corrupción material y humana, en todas las formas jamás imaginadas.
Debo relatar, que cuando llegue a estudiar en la Universidad Simón Bolívar, el Comandante había pasado ya, aunque brevemente y sin cumplir con la carga académica para obtener su título, por esas aulas universitarias, que yo luego comenzaría a visitar por tres años. Estaba preso. Algunos hablaban de él, sin ocultar algún dejo de admiración. De alguna manera creían en su proyecto, en lo que decía. Siempre ataqué en esas clases, la tesis del militar salvaje que creyéndose salvador de la patria, se abalanza sobre las leyes y las instituciones, para –cual asaltante de bancos- hacerse del poder. Luego se creció. Y por años ha parecido para algunos, sobrehumano, invencible e inexpugnable.
Pero hoy, el papel del Salvador de América Latina, se reduce a términos mínimos: Debe encontrar la manera de convencer a sus cómplices, o la tinta inevitablemente llegará al río.
Aunque pudiera parecer inverosímil, PDVAL le puede cambiar la vida al Comandante. De Unabomber sobrado, confiado y pendenciero, cuya primitiva misión era minar al boleo la zenda democrática del 26-S, pasa ahora a amilanado Hurt Locker. Para sobrevivir, deberá desactivar una bomba cuyo rugido terminaría de romper los tímpanos de millones de pobres y desamparados, para quienes el tema de la comida y el hambre, ha hecho verdaderos y tangibles estragos estomacales y el tema de PDVAL, aunque quizás pocos lo vean, está que arde.
Nunca le creí. Aún siendo candidato en 1999, le adversé públicamente. Siempre tuve la certeza de que era un bandido. Un asaltante de caminos. Un forajido.
Puede que logre sortear el desafío. Puede que con sus argucias y poder, logre sobreponerse de esta. Pero todo lo que le rodea, todo su entorno, todo su proyecto entero, está podrido, contaminado. El tiempo y los hechos nos darán la razón.

Eduardo Ramos Araujo
Director del Comité ProDemocracia Venezuela y Miembro del G400+

11:43
Eduardo Ramos Araujo dijo:

D E Q U E C A E, C A E
El asunto de la droga tiene comprometido muy seriamente al gobierno de Hugo Chávez. Afuera de nuestras fronteras, donde la policía funciona y la justicia también, todo el mundo lo sabe. Pero como todo lo que le molesta o le es incómodo al Comandante, este le da la vuelta y termina por acusar al cura de la parroquia.
El Informe Mundial de Droga 2010 recientemente publicado por las Naciones Unidas, a través de su Oficina sobre las Drogas y el Crimen, resulta francamente revelador en varios hechos concretos, muy concretos: Desde la República Bolivariana de Venezuela, es decir, desde el territorio controlado por el Comandante, pasan y salen al mundo entero más del 50 % por ciento de todos los envíos de cocaína; esta afirmación, se fundamenta en un hecho meridiano: En esa misma proporción fueron detectados por las autoridades Europeas los barcos cargados con cocaína. Todos salieron de la República Bolivariana. Similares proporciones se observan en los vuelos ilegales que van a Estados Unidos, con escala en Centroamérica, especialmente a Honduras, durante los años 2006-2008 (Gobierno de Zelaya). Y lo mismo ocurre en mayor porcentaje, con los narco vuelos que salen hacia el Oeste de África. Pero la cosa se extiende y es más compleja: 67 % de las incautaciones marítimas en alta mar, hechas en el Atlántico, partieron de Venezuela. Por si fuera poca cosa, Bolivia y Ecuador hacen su parte: Bolivia aumentando en un 112 % las áreas destinadas al cultivo de Coca; y Ecuador, aumentando tangencialmente sus espacios para el tránsito de estupefacientes. Mientras Colombia reduce a niveles históricos las áreas de cultivo, somete a los narco vigilantes de las FARC; y el Gobierno de Calderón le pone freno, ataca y causa serios estragos a los cárteles mexicanos, los narco socios políticos del Comandante compensan las fallas del proceso de siembra, producción y distribución.
El proceso es complejo y altamente delincuencial: Es un inmenso acompañamiento, inocultable sin duda, entre la narco guerrilla, es decir, todas las FARC, completa, mandos incluidos y los vigilantes operativos creados por el gobierno venezolano, léase: Frente Bolivariano de Liberación o FBL. Ambos grupos, según el Informe, tienen extendidas operaciones en Venezuela con la anuencia del Gobierno Revolucionario. Con células ocupando grandes áreas a lo largo de las fronteras venezolanas con Colombia y Brasil.
He aquí algunas preguntas: Por que el gobierno rompió con la DEA en 2005. Qué hace la Guardia Nacional, cuáles son sus logros concretos. Que hace el “glorioso” Ejercito Bolivariano. En pocas palabras: Si no sirven para controlar y poner a coto este inmenso desastre moral, donde carrizo están las autoridades de Venezuela y para qué sirven.
El país está convertido en un inmenso corredor de la industria de narcóticos. Las Naciones Unidas además informan que el gobierno venezolano formó y financia al FBL y arma milicias u hordas de civiles ignorantes, resentidos, salvajes, para que protejan al cobarde a la hora de cualquier eventualidad y nada pasa. ¡Qué desvergüenza oficiales ¡
Óiganlo claro: Una Fuerza Armada que calla ante esto, que esta inerme, paralizada de miedo ante las satrapías del Comandante, es una pobre Fuerza Armada; me perdonan, pero no solo son cómplices de un extendido conjunto de actos ilegales grotescos, sino mera y simplemente unos bolsas, capaces de vender su juramento a cambio de prebendas y de al fin, vivir como burgueses.
La verdadera burguesía, vive y opera no solo en Miraflores, en las sedes ministeriales, sino simple e impunemente en todas las guarniciones de Venezuela y al ser complaciente con el narcotráfico, revela también su deplorable catadura moral.
Un último detalle: Droga y política andan juntas de la mano. El gobierno revolucionario de Venezuela, está utilizando estos recursos infinitos para apoyar grupos terroristas: FARC, Hezbolá, ETA, etc. El congelamiento de cuentas sucias de secuaces y segundones del gobierno se extiende y se hace público en el mundo. Pero eso solo es la punta de un Iceberg. Basta leer un poco la prensa extranjera y libre: Todos los días cae algún mandadero, lavador y delincuente vinculado al gobierno venezolano.
Comandante: No podrá tapar el sol con su manota garrotera y autoritaria. El mundo lo señalará como un paria. Tarde o temprano, todos caen, todos son sometidos a la justicia. Usted y su gobierno, tienen demasiadas pruebas acumuladas en su contra. Más temprano que tarde, lo atraparán en alguna de sus giras. No le alcanzarán los esbirros cubanos que dicen protegerle, para zafarse de la justicia internacional. De que cae, cae.
Eduardo Ramos Araujo.
Director del Comité ProDemocracia Venezuela y Miembro del G400+

12:11
Eduardo Ramos Araujo dijo:

Creo que el Comandante Castro no hace un enfoque adecuado del asunto. De verdad es lamentable que después de 50 años en el poder, todo su discurso y todas las causas de los fracasos de Cuba y de América Latina se los sigan endilgando a los Estados Unidos. Demasiado monotemático, en mi concepto. Suficiente ya 5 décadas en lo mismo y además, que es lo peor, sin sacar a su pueblo del foso de hambre y miseria.

 

Hacer un comentario.



Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten.

Patriagrande no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicar aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.

Comentarios