Opinión

Autor: Julio Escalona

08:17 am
23
Feb
2016

Hoy día, la economía es un arma geopolítica, de guerra, para imponer el neoliberalismo

Si algo requiere el Sur es liquidez para emprender planes de inversión productiva, social; fortalecer las reservas internacionales y su capacidad de negociación mundial. El derrumbe de los precios del petróleo, de las materias primas, al restringir la posesión de capitales para el desarrollo, coloca al Sur ante la urgencia de obtener capitales en la escena mundial y debilita procesos de integración como el Alba, Unasur, Petrocaribe, Celac y los Brics, entre otros. Coloca a algunos ante el chantaje de negociar con el FMI y retornar a los ajustes neoliberales. Es lo que el presidente Maduro ha sorteado, un gran mérito. Ahora le toca a nuestro Presidente revolucionar el modelo petrolero que dejó Juan Vicente Gómez. Esa tarea, pese a los esfuerzos del presidente Chávez, sigue pendiente.

Es clave reducir a cero las transferencias de renta petrolera al capital transnacional, que lo que ha hecho es trasladar renta a la banca internacional y a sus fortunas personales. Ellas deben sustituirse por la figura del crédito con las garantías necesarias para la recuperación. La transferencia ha fracasado y está en el origen del saqueo a la nación que representó la Corporación Venezolana de Fomento, que es raíz de las fortunas, entre otros, del grupo Mendoza, que han arruinado a la nación. En el actual período bolivariano, algunos cálculos indican que hay cerca de $300 mil millones de renta petrolera circulando en la banca internacional, que garantizan multimillonarias ganancias a sus tenedores mientras el país se arruina.

Ello ha sido posible por la complicidad de funcionarios públicos, ayer y hoy. Transferencia de renta petrolera y corrupción son un solo proceso. Si no se derrota, tendremos el mismo resultado: corrupción, “fuga” de dólares y más colas. Felicito al presidente Maduro por encarcelar a ciertos corruptos. La cadena se extiende hacia arriba y hacia abajo. Maduro va contra el cadivismo. ¿Cómo se hace con las mafias que, se dice, controlan nuestras riquezas de oro, diamantes, coltan, etc., con complicidad de autoridades regionales?

La disputa por la renta es el eje de nuestros conflictos y el imperio recurre a la violencia para resolverlos. Un pacto de no violencia para garantizar una solución pacífica es un reto para una oposición que ya activó un golpe de Estado.

ultimasnoticias

 

Hacer un comentario.



Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten.

Patriagrande no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicar aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.

Comentarios