Opinión

Autor: Oscar Marcano

09:23 am
27
Jun
2015

“Si la derecha tomara la mayoría de la Asamblea Nacional, tomen nota, camaradas, tengan la seguridad absoluta: en este país se desataría un proceso de confrontación social de calle donde el 27 de Febrero quedaría corto, pequeño, sería un niño de pecho, porque el pueblo no se va a dejar quitar las misiones, las grandes misiones, la educación pública, Barrio Adentro, Misión Vivienda Venezuela, ni sus pensiones, ni su trabajo. Nuestro pueblo no se va a dejar quitar la revolución. Si sucediera el caso, ¿cómo es que dicen los abogados? Si sucediera el supuesto negado, negadísimo y anulado, rechazado y cancelado, y transmutado, de que la Asamblea Nacional cayera en manos de la MUD, ¿qué creen ustedes que pasaría si la MUD controlara la Asamblea Nacional? Un caos. Porque nuestro pueblo no se va a entregar, nuestro pueblo va a luchar en las calles, sea la que sea la circunstancia que nos toque enfrentar. Así lo digo, así lo asumo: ¡sería el primero a lanzarme en las calles a defender sus derechos sociales!”.

Nos gustaría poner abajo Lenin o Molotov, Kámenev o Zinóviev, y fechar 1917. Sería cónsono con las luchas contra el sátrapa, el zar Nicolás II de Rusia. Pero no. Es otro Nicolás quien las pronuncia, 98 años más tarde, en plena era de la robótica, del fracking que no entendió y que tuvieron que explicarle dos veces los sauditas, del Human Brain Project, de la impresión 3D, de los exoesqueletos, del 4K, y de la conquista de Marte.

Son las declaraciones del autor de la más fracasada gestión que haya conocido Venezuela, quien nos tiene a las puertas del Estado fallido, quien gruñe, con 74,2% de desaprobación y 84% percibiendo una situación de crisis, que si pierde las elecciones se lanzará a las calles.

¿A qué tanto patetismo? Las elecciones serán el 6 de diciembre y no hay vuelta de hoja: el país evaluará, como toda sociedad democrática, la calidad de gestión de sus gobernantes. Si está de acuerdo con lo que padece, con la escasez, la devaluación, la inflación y el hampa, con las cuales no podido este gobierno, ganará la Asamblea. De no estar feliz con el caos en que han convertido a una Venezuela que merecía otro destino, votará en contra y ya. Sencillamente. Sin sainetes. Sin melodramas. Sin necesidad de que el Presidente se rasgue una vena.

 

Hacer un comentario.



Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten.

Patriagrande no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicar aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.

Comentarios