Opinión

Autor: Julio Escalona

02:21 pm
08
Mar
2016

Somos una amenaza porque somos una esperanza pues el presidente Chávez, líder histórico, derrotó el Alca y al monroísmo desarrollando el bolivarianismo, generando procesos de integración soberana que sublevó al patio trasero, renovó la cooperación Sur-Sur y nacieron la Alba, Unasur, Petrocaribe, Celac, el Asa, la Aspa, aislando a EEUU, incluso en la OEA. En la VI Cumbre de las Américas, EEUU se quedó aislado, solo con Canadá, y esto se repitió en la VII Cumbre. El presidente Chávez fundó el Banco del Alba y el Banco del Sur en pos de la soberanía financiera, monetaria y fiscal.

El capital va derrumbando fronteras, mercados y economías. Utilizando políticas neoliberales y el endeudamiento para poner la soga al cuello a las naciones. Lo que más incomoda es un Estado soberano.

Desde el triunfo del presidente Chávez se impuso la desestabilización permanente que culmina con la orden ejecutiva de Obama, la penetración de hordas paramilitares que generan inseguridad, caos urbano, secuestros, microtráfico de drogas, descuartizamiento de personas, el DolarToday, la hiperespeculación, el contrabando, apoyados en la burocratización, la corrupción… Con la derrota del 6-D preparan el jaque mate.

EEUU pretende derrocar al gobierno bolivariano. Consuetudinariamente matan negros, la pobreza crece, tienen un sistema electoral de 2º grado, las cárceles están privatizadas y son centros de trabajo esclavo para las empresas transnacionales. En la medida que la tecnología avanza, un Estado policial nos vigila permanentemente. “Mientras los salarios reales de la clase trabajadora norteamericana apenas han aumentado desde los años setenta, los salarios de 1% con más ingresos han subido 165%, según datos citados por el Nobel Paul Krugman”. En Francia, Reino Unido, España o Italia la riqueza neta del sector privado equivale a entre cinco y seis años de renta nacional. La concentración de riqueza es tan grande que se va formando una sociedad patrimonial y las herencias van siendo una principal fuente de enriquecimiento, perpetuando desigualdad y exclusión.

Van a vivir una crisis financiera más grave que la de 2008. Apoderarse de las riquezas de las naciones, destruir los Estados soberanos, el genocidio y el ecocidio son sus soluciones. Mientras, la derecha ora por una intervención que nos llevaría a la situación de Irak, Libia, Siria… Hacia la muerte.

ultimasnoticias

 

Hacer un comentario.



Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten.

Patriagrande no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicar aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.

Comentarios