Opinión

Autor: Carola Chávez

08:47 am
09
Mar
2015

Los amigos opositores han sido capaces de creer cosas insólitas sin pasarlas por el tamiz del razonamiento, sin concederle un segundo a la duda. Recuerdo cuando Chávez les iba a quitar a sus hijos. Aquello causó una estampida de terror que hasta hoy tiene secuelas. El miedo no deja pensar, y no pensaron en la locura que suponía para el Gobierno sacar a millones de carajitos de sus casas, donde sus padres les proveían techo, alimentación, salud, educación, vestido y hasta Nintendo Wii U, y echarse la vaina de tener ahora que pagar los gastos de unos muchachos que ya tenían los gastos cubiertos. Y no solo eso, sino que se los llevarían a Cuba, donde tendrían que buscar dónde meter a esa muchachera. No pensaron, no dudaron, les bastó cualquier run run en cualquier medio, con sus verbos condicionales y una consigna: “¡Con mis hijos no te metas! Y a marchar…

Luego creyeron que Fidel los espiaba a través de los bombillos. Resulta que Cuba es un país condenado al subdesarrollo por culpa del castrocomunismo donde, a la vez, tienen la tecnología para fabricar sofisticados sistemas de espionaje con nanocámaras, millones de ellas ocultas en millones de bombillos. Y aquel gasto enorme solo para contar el número de habitaciones disponibles para meter a familias invasoras cubanas a vivir en tu casa. Tan fácil que hubiera sido usar ese dinero para hacerle casas a su gente, pero no, así de malucos son los comunistas.

Creen lo estrambóticamente inverosímil pero ni de vaina creerán, por más que Obama declare que su gobierno “tuerce los brazos de países que no quieren hacer lo que nosotros -es decir ellos, los gringos- queremos”; por más que hayamos visto torcidos y mutilados los brazos de tantos países petroleros no sumisos al interés de Estados Unidos; por más que todo tipo de voceros del gobierno gringo amenacen con torcernos el brazo; por más que vean a sus dirigentes, los mismos del Carmonazo, prestarse hoy para nuevos intentos de golpes de Estado de la mano de los voceros torcedores; por más pruebas y confesiones de militares golpistas capturados… los amigos opositores, incrédulos, juran que todo eso es un montaje.

¿Será que creen que si aquí pasara lo que los gringos quieren que pase, solo nos pasará a los chavistas? Después de lo de los bombillos cubanos, seguro que sí…

 

Hacer un comentario.



Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten.

Patriagrande no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicar aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.

Comentarios