Política

21
Sep
2014

El primer ministro británico, David Cameron, prometió hoy tanto a escoceses como a ingleses, galeses y norirlandeses una mayor autonomía, en medio de un amplio debate entre los partidos británicos sobre los pasos a seguir tras el rechazo a la independencia en un referéndum en Escocia.

En la región de Inglaterra es especialmente polémico cómo debería concretarse esta mayor autonomía, pues la región más grande de la isla de Gran Bretaña no cuenta con un parlamento regional, a diferencia de las otras tres partes que conforman Reino Unido.

“En los últimos diez años siempre he argumentado que necesitamos ‘votos ingleses para las leyes inglesas’”, escribió Cameron en Facebook.

Poco antes del referéndum, que se celebró el pasado jueves, el primer ministro había prometido mayores atribuciones a Escocia, y su promesa generó malestar en parte de su partido, el consevador. Sus críticos no están de acuerdo con que las leyes para Inglaterra y algunas para Gales se sigan votando en el Parlamento británico, donde también votan los diputados escoceses, al no contar los ingleses con una cámara regional.

Mañana Cameron se reunirá con importantes dirigentes de su partido para consensuar la reforma. Los analistas creen que la medida es también un intento por parte del primer ministro de evitar una rebelión entre sus propias filas a menos de ocho meses de las elecciones legislativas en Reino Unido.

La propuesta de los conservadores de excluir a los diputados escoceses de las votaciones sobre leyes en Inglaterra fue rechazada a su vez por los laboristas, ya que implicaría debilitar al partido socialdemócrata. Del total de 59 parlamentarios escoceses sólo uno es conservador, y 41 son laboristas.

Al inicio del último congreso del Partido Laborista antes de las elecciones, el jefe de la agrupación, Ed Miliband, dijo a la BBC que la transferencia de poderes de Londres a Edimburgo y las reformas en Inglaterra tienen que ser dos procesos separados.

Miliband dijo estar en contra de crear un segundo Parlamento sólo para Inglaterra, pero que tampoco quiere “dos clases” diferentes de diputados en Westminster (la Cámara de Londres). Sin embargo, no lanzó tampoco ninguna propuesta propia. El congreso del partido durará hasta el miércoles.

El primer ministro escocés en funciones, Alex Salmond, partidario de la independencia, acusó a los partidos nacionales de haber engañado a los votantes para que favorecieran el “No”. “En ese sentido son unos desvergonzados”, indicó a la BBC.

Un 55 por ciento de los escoceses votó en contra de independizarse de Reino Unido, tras lo cual Salmond presentó su renuncia.

N24
 

Hacer un comentario.



Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten.

Patriagrande no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicar aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.

Comentarios