Política

Autor: Maryclen Stelling

09:37 am
30
May
2016

Venezuela es objeto de atención internacional. El Papa, presidentes, ex presidentes, candidatos, parlamentos, ministros, funcionarios internacionales, corporaciones mediáticas y un largo etcétera interpretan, acorde a sus intereses, lo que aquí acontece.

Voces autorizadas evidencian una conspiración de la derecha internacional contra el país que tendría sus ejes en Madrid y Bogotá, bajo las órdenes de Washington. Desde el sector oficial se asegura que “sobre Venezuela se está montando un escenario de violencia para justificar una intervención extranjera de carácter militar”.

Se denuncia un “periodismo mercenario” al servicio de una campaña desestabilizadora de la prensa internacional contra el país, que “busca justificar golpe”.

Es innegable que el periodista es un actor político en sí mismo, y, desde allí es imposible ajustarse a la norma básica de no tomar partido y menos aún a la construcción imparcial del presente social. La construcción de la noticia depende de numerosos factores mercantilistas y de poder que la alejan de esa visión aséptica e ilusoria atribuida al acto profesional comunicacional. La noticiabilidad conlleva una carga subjetiva de valoraciones, intereses y prioridades, suerte de filtro a través del cual los medios ejercen su poder.

Pierre Bourdieu, estudioso del tema, levanta una interrogante clave: ¿cómo se informa la gente que se encarga de informarnos? Acota el concepto de “circulación circular de la información”, para referirse a una visión global y versión autoverificante que dota a la noticia de una eficacia política y le asigna calidad de verdad absoluta. Y es a partir de este proceso que se crean los imaginarios sobre el mundo y, en este caso, en torno a Venezuela.

Sin negar la crisis actual del país, la potente cartelización político-mediática internacional que se ha configurado reproduce, en un claro juego de espejos, contenidos mediáticos homogéneos sobre Venezuela. Cartelización informativa que nos ofrece “un mapa selectivo” de la realidad venezolana, mas no la realidad misma.

Venezuela es noticia y objeto de atención en primera plana de un periodismo abocado al profetismo catastrófico en torno a nuestro país. Cartografía noticiosa que una determinada comunidad asume sin cuestionamiento y como realidad.

ultimasnoticias

 

Hacer un comentario.



Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten.

Patriagrande no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicar aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.

Comentarios