Política

27
May
2010

El Comité de las Fuerzas Armadas del Senado aprobó revocar la ley que prohíbe a los homosexuales que sirven en las Fuerzas Armadas expresar su orientación sexual. La Cámara de Representantes tiene previsto realizar una votación similar respaldada por la Casa Blanca y el Pentágono

Un comité del Senado estadounidense votó jueves este a favor de revocar la ley que prohíbe a los homosexuales que sirven en las Fuerzas Armadas expresar su orientación sexual abiertamente.

El Comité de las Fuerzas Armadas del Senado aprobó con 16 votos a favor y 12 en contra acabar con la ley “Don’t ask, don’t tell” (No preguntes, no digas), de 1993, que se promulgó durante el Gobierno del presidente Bill Clinton.

La norma, que fue concebida como “término medio” entre la propuesta de Clinton de levantar la prohibición de servir a los homosexuales en el Ejército y quienes lo consideraban contraproducente, permite a los gays ser miembros de las Fuerzas Armadas siempre y cuando no divulguen su orientación sexual.

La Cámara de Representantes tiene previsto votar este jueves mismo una medida similar respaldada por la Casa Blanca y el Pentágono, que permitiría que los soldados abiertamente homosexuales puedan prestar servicio militar.

Tanto en la Cámara como en el Senado la medida formará parte de un proyecto de Ley sobre Gastos de Defensa.

El senador independiente Joe Lieberman, quien auspició esta medida en el Senado junto con el demócrata Carl Levin, aseguró que el comité ha tomado un “paso histórico” para acabar con una “política discriminatoria” que “deshonra a aquellos estadounidenses que están dispuestos a defender” el país.

No obstante, para convertirse en ley, la propuesta tiene que pasar al pleno del Senado y ser aprobada por las dos Cámaras.

El senador republicano John McCain aprovechó esta votación para introducir una enmienda que ya había sido rechazada este jueves en el pleno del Senado.

McCain propuso una enmienda para enviar 6.000 soldados de la Guardia Nacional a la a frontera como parte de una ley de gastos para Irak y Afganistán, que sólo logró el apoyo de 51 senadores, nueve menos de los necesarios para que fuese incorporada.

Al no lograr el éxito esperado, volvió a proponer la enmienda durante la votación en el Comité de Fuerzas Armadas, que esta vez sí fue aprobada.

Sin embargo, cuando la medida de gastos de defensa sea debatida en el pleno del Senado, los legisladores aún podrán modificar o eliminar la enmienda.

“El 80 por ciento de los estadounidenses apoyan el envío de la Guardia a la frontera y tarde o temprano los demócratas reaccionarán a la opinión pública”, dijo McCain a la cadena Fox.

La inclusión de la enmienda fue un éxito para McCain, quien afronta una lucha por su supervivencia política de cara a las primarias republicanas de agosto próximo en Arizona.

Fuente: Reporte 360
 

Hacer un comentario.



Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten.

Patriagrande no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicar aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.

Comentarios