Política

28
May
2010

Presidente Hugo Chávez

El reconocido director de cine estadounidense y realizador del documental Al Sur de la Frontera, Oliver Stone, manifestó que en la cinta que estrenará este viernes en Caracas, busca expresar la importancia que tiene el presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Hugo Chávez, no sólo como persona, sino por lo que representa en Latinoamérica, al ser un líder que encabeza un movimiento regional que busca un cambio con respecto a la calidad de vida de las personas y que va totalmente en contra de los intereses hegemónicos estadounidenses.

En rueda de prensa efectuada en el hotel Meliá Caracas, Stone señaló: “Lo que sí he querido expresar es que Chávez no se representa sólo a sí mismo, sino que representa a un movimiento en una región que busca el cambio, que busca la calidad económica, que busca salir de la pobreza y va en contra de que Estados Unidos sea el dueño de todos los intereses y recursos de su región y en contra de las bases militares en esta región”.

“Este es un punto de partida, queríamos ver a sus vecinos, entrevistamos a siete presidentes vecinos, que son personas que están en el poder y son parte de ese proceso de transformación social”, enfatizó.

Asimismo, refirió el cineasta que lo que lo motivó a realizar este documental es el movimiento latinoamericano que surge de manera independiente y que lucha contra la hegemonía impuesta por Estados Unidos a través de guerras y de jugar a la paranoia con el colectivo al promover guerras e invasiones contra pueblos, para mantener su status quo.

Resaltó que el movimiento latinoamericano al que representa el presidente Chávez, busca además vivir en “un nuevo mundo de paz y la paz es muy necesaria, porque hay que alejarse de toda esa lucha constante, de esas guerras que desde 1945 se vienen promoviendo como paranoia desde Estados Unidos”.

Sobre este punto, remarcó Stone que sobre ese emblema guerrerista estadounidense, en este momento se encuentra trabajando en una serie que se llama La Historia Secreta de Estados Unidos, donde desde 1945 esta paranoia crece y crece, siempre buscando un enemigo y buscando una guerra que realizar”.

Ante la pregunta de un periodista del diario opositor El Universal, sobre por qué el realizador no entrevistó a opositores, Stone sostuvo que entrevistas como esas no eran necesarias porque en Estados Unidos, que es donde surge la falsa matriz de opinión contra Chávez, se generan las mismas posiciones y argumentos que utiliza la oposición venezolana.

“La razón de por qué no se entrevistó a un opositor en Venezuela ni en ningún otro país es porque éste es un retrato del presidente de Venezuela al que Estados Unidos normalmente no tiene acceso y porque además Hugo Chávez es polemizado tanto por la prensa europea como por la prensa estadounidense, es visto como un monstruo y como una pesadilla”, resaltó Stone.

Y agregó: “Si hubiésemos entrevistado a la oposición sería una película que tomaría dos horas, y además ya en Estados Unidos se conoce la versión de la oposición, porque son divulgados mil y una vez estos cuentos de la oposición”.

El director estadounidense señaló que en su documental se resalta claramente la visión contrarrevolucionaria: “Es obvio que en Estados Unidos llaman dictador a Hugo Chávez, eso lo podemos ver en la película una y otra vez, usan libremente esta palabra, a pesar de que todos saben que Hugo Chávez fue electos dos veces por mayoría y eso está confirmado por observadores internacionales que estuvieron presentes en esos procesos”.

Fuente: ABN
 

Hacer un comentario.



Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten.

Patriagrande no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicar aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.

Comentarios