Salud

24
Oct
2014

El 48,6 por ciento de los estudiantes puertorriqueños comienza a consumir alcohol antes de terminar la secundaria, arrojó una encuesta bianual subvencionada por la Administración de Servicios de Salud Mental y Contra la Adicción.

La entidad gubernamental indicó al dar a conocer los datos que de estos alumnos el 58 por ciento empezó el consumo de alcohol antes de los 15 años y 61 por ciento expresó haber bebido en rachas de cinco tragos o más.

El estudio Consulta Juvenil, conducido por la División de Servicios Comunitarios del Centro de Investigación y Evaluación Sociomédica (DSC-CIES), puso al descubierto que el 86 por ciento de los menores que intentaron comprar alcohol no se le solicitó identificación, como establece la ley.

La directora de la DSC-CIES, Marizaida Sánchez, explicó que Consulta Juvenil reveló la existencia de tres escenarios principales en los que menores tienen acceso al alcohol: la familia, los establecimientos comerciales y festivales y sus amigos.

Según el estudio de la DSC-CIES, adscrita al Recinto de Ciencias Médicas de la Universidad de Puerto Rico (UPR), el 58 por ciento de los estudiantes tuvo acceso a la sustancia embriagante en fiestas o festivales, el 45 por ciento en comercios y el 41 por ciento a través de los amigos.

“La responsabilidad para prevenir que esto suceda debe ser compartida entre todos”, reclamó Sánchez, luego de recientes incidentes violentos protagonizados por jóvenes intoxicados con alcohol en el municipio de Morovis, en la región montañosa del país.

La especialista convocó a las entidades y agencias concernidas a establecer un diálogo con el objetivo de desarrollar iniciativas conjuntas que fortalezcan los proyectos que realizan para evitar el consumo de bebidas alcohólicas en menores.

“Estas estadísticas ponen de manifiesto que en Puerto Rico experimentamos un escenario de fácil acceso y alto consumo alcohol por parte de menores”, expresó Héctor Colón, epidemiólogo de la DSC-CIES.

Señaló que esto se añade que, a nivel cultural, existe entre los adultos del país un grado de permisividad en torno al consumo de alcohol en menores.

La edad mínima para el consumo de bebidas embriagantes en Puerto Rico es de 18 años, pero los comerciantes rara vez solicitan identificación a los jóvenes, por lo que el doctor Colón Jordán exhortó a hacerlo con toda persona que aparente ser menor de 27 años.

Prensa Latina
 

Hacer un comentario.



Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten.

Patriagrande no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicar aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.

Comentarios