Salud

20
Feb
2015

Niels H, de 38 años de edad y natural de la ciudad de Oldenburg,en Alemania inyectaba en sus pacientes sobredosis de medicamentos para bajar la presión sanguínea, informa ‘Die Welt’. Según confiesa lo hacía por “aburrimiento” para practicar técnicas de reanimación en ellos luego. En total, confiesa haber ‘tratado’ de este modo a 90 personas. 30 de ellas murieron.

Fuente: RT
 

Hacer un comentario.



Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten.

Patriagrande no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicar aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.

Comentarios