Salud

09
Mar
2015

El uso de presos como fuerza laboral en EE.UU. sigue preocupando a varias organizaciones sociales y de derechos humanos. Mientras, no solo las compañías privadas de las prisiones gozan de ese tipo de empleados, sino tambien las grandes empresas de alimentos y de telecomunicaciones, que lo hacen a fin de reducir sus costes de fabricación.

Las compañías privadas de las prisiones obtienen beneficios de la encarcelación en masa, aunque no son las únicas, escribe el portal Alternet. Mientras organizaciones de derechos humanos condenan lo que consideran una nueva e inhumana forma de explotación en Estados Unidos, donde la población carcelaria alcanza los 2 millones de personas, grandes industrias siguen valiéndose de su trabajo. El portal menciona 9 industrias que se benefician de los encarcelamientos en masa y de las sentencias largas.

Empresas de alimentos, de telecomunicaciones y de salud sacan un provecho significativo gracias a la colaboración con las prisiones. Así, una empresa de telecomunicaciones que opera como un monopolio en muchas prisiones es Global Tel* Link (GTL) habría estado obteniendo 500 millones de dólares anuales de beneficio gracias a sus contratos exclusivos con una larga lista de prisiones, recuerda Alternet.

Según el portal, los prisioneros de EE.UU. también trabajan para centros de llamadas. Así, en la prisión Snake River Prison en Oregon los reos recibían 120-185 de dólares al mes por trabajar el tiempo completo, segun se reveló en 2004.

Fabricantes textiles, empresas de tecnología, agentes de fianzas, así como compañías de procesamiento de alimentos y de envasado también figuran en la lista. Entre las compañías que se vieron involucradas en el uso de presos como fuerza laboral se puede encontrar a Victoria’s Secret y a Exmark. subcontratista de Microsoft.

Los magnates que han invertido en la industria de las prisiones no tienen que preocuparse por las huelgas o por pagar el seguro de desempleo o vacaciones. Todos sus empleados trabajan a tiempo completo, nunca llegan tarde o se ausentan por problemas familiares. Por otra parte, si no les satisface la paga de 25 centavos a la hora y se niegan a trabajar, son entonces encerrados en las celdas de aislamiento, escribe Global Research.

En las cárceles federales y privadas en Estados Unidos hay aproximadamente 2 millones de presos. Según California Prison Focus, “ninguna otra sociedad en la historia humana ha encarcelado a tantos de sus propios ciudadanos”. EE.UU. supera en medio millón el número de presos de China y representa el 25% de la población carcelaria de todo el mundo.

“La contratación privada de prisioneros para el trabajo fomenta incentivos para encarcelar a la gente. Las prisiones dependen de este ingreso y los accionistas corporativos que se lucran del trabajo de los prisioneros hacen lobby a favor de las sentencias más largas a fin de ampliar su fuerza laboral. El sistema se alimenta a sí mismo”, reza el estudio del Partido Laborista Progresista, que condena la industria de las prisiones por ser “una imitación de la Alemania nazi respecto a los campos de concentración y el trabajo forzado de esclavos”.

Fuente: RT
 

Hacer un comentario.



Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten.

Patriagrande no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicar aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.

Comentarios