Salud

13
Jun
2012

Esta nueva técnica permite que la parturienta viva con alegria el momento del alumbramiento

El parto humanizado tiene el propósito de atender a la madre permitiendo su rol protagónico frente al acto fisiológico (normal) de parir o alumbrar, manteniendo una actitud expectante y lista de los profesionales de la salud para ayudarla durante el proceso de nacimiento del bebé.

En este tipo de parto se aplican los protocolos de atención sin hacer uso innecesario o abuso de la tecnología u otros procedimientos como: instrumentación (vaccum), rasurado, cesáreas sin indicación, episiotomía (corte perineal) entre otros.

También se traduce en no interferir con sus necesidades y situaciones favorables al proceso como el acompañamiento (esposo o doula), libertad de movimiento y posiciones y otros, los que científicamente han probado ser beneficiosos.

Atender a una parturienta sin brindarle apoyo psicoafectivo o ayuda técnica (masajes, almohadas, etc), utilizar expresiones agresivas u ofensivas, dejarla abandonada en su temor y disconfort durante el parto es lo opuesto a un parto humanizado y más común de lo te puedas imaginar, especialmente en establecimientos públicos.

Todo ello ocurre fundamentalmente por la falta de información y preparación de la gestante y la falta de sensibilización del equipo profesional. Revertir esta realidad no cuesta dinero, ni tiempo, solo un cambio de actitud en base a información prudente, oportuna y permanente.

El parto humanizado nació en el año 2003 forjado por la Alianza francesa para el nacimiento respetado (AFAR), que promueve cambiar la idea que la gestación y parto son una enfermedad y asumirlo de manera natural y positiva con más fuerza busca crear conciencia en los profesionales de la salud para que sean sensibles y comprometidos con una atención de calidad con calidez.

En América latina, desde el año 2005 la Red Latinoamericana y del Caribe para la Humanización del Parto y el Nacimiento (RELACAHUPAN) participa activamente en la difusión de la Semana Mundial por un parto respetado.

Fuente: YVKE
 

Hacer un comentario.



Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten.

Patriagrande no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicar aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.

Comentarios