Deportes

11
May
2012

Momentos antes de su partida a Francia, para dar comienzo a una rutina de entrenamiento preparatoria para las próximas olimpíadas Londres 2012, Alejandra Benítez comparte un poco de su vida y su forma de ver el mundo, en exclusiva para Patria Grande.

“Alejandra Benítez es una soñadora y se ha caracterizado por luchar para alcanzar sus sueños”, así se definió  la deportista venezolana. Su actitud ante la vida es de esfuerzo y emprendimiento, dijo que cuando el camino se llena de dificultades y se hace cuesta arriba persiste y que hasta el momento ha sabido superar esos obstáculos y continuar. “Yo creo que nada es imposible”, afirmó.

La atleta aseguró que en su vida hay algo muy importante que ha determinado y ha cultivado ese espíritu soñador que la caracteriza: su madre, su ejemplo, “ejemplo de mujer luchadora que poquito a poco fue levantando a su familia, sin el apoyo de un hombre que estuviera a su lado, cuando yo estaba pequeña. Aunque luego apareció un compañero para ella, que es el papá de mis hermanos y a quien yo considero mi padre también”.

Benítez reiteró el papel de su madre en su vida, dijo “siempre luchó con nosotros porque saliéramos del barrio, porque hiciéramos alguna otra actividad para acompañar los estudios, incluso se desgastaba”. Relató que durante su infancia recuerda a su madre cuando salía del trabajo y se sentaba con ella y sus hermanos, “hacíamos las tareas juntos y después teníamos el ballet, la natación, el yudo, que no hicimos y ella siempre estuvo rodeada de una gran familia”, aseveró.

Alejandra calificó a su familia como un pilar fundamental en su vida, “ellos han hecho posible que yo continúe en esta lucha, un tío que me llevaba en el Metro hasta la casa, después mi abuela o una tía me llevaban al colegio, siempre tuvimos un entorno familiar que nos apoyó, a mi madre y a mí, gracias a ellos es que yo he logrado todo lo que he logrado”.

La esgrima llegó a mi vida de manos de mi tía Orbita, creo que fue su empuje, ella soñaba que yo continuara el camino del deporte. Cuando mi tía me trajo a esta sala de esgrima y yo vi a los atletas practicando, en ese momento yo decidí la esgrima como mi vida, cuando veía a los atletas de la selección nacional yo decía quiero ser como ellos, me dije “esto es lo mío y lo tomé como un reto personal, como un reto de vida y gracias a dios lo logré”.

Hay muchos momentos especiales en el deporte y también muchos momentos duros, pero siempre hay unos particulares que uno siempre recuerda. Hay uno que recuerdo mucho, los Juegos Panamericanos de 2003 en Santo Domingo, se me hizo muy difícil llegar ahí porque me colocaron mil obstáculos “fui casi la última en montarse en el avión y fue la primera medalla del país, fue algo mágico”, además, sabía que mi mami estaba pendiente porque lo habíamos luchado tanto. “Fue una plata, pero obtenerla era para mí como cinco oros que me llevaba en el pecho”.

Otro momento inolvidable, “fue cuando llegamos campeonas mundiales juveniles, ese primer pódium mundial fue algo maravilloso, algo que se que muchos quisieran vivir y que dios nos dio la oportunidad como equipo de vivirlo”.

Sobre el manejo que le da a las derrotas profesionales comentó sobre uno en especial y dijo que “Un momento de fracaso o muy duro en mi carrera como deportista fue hace poco, pensé que había llegado al final y precisamente en el peor momento”. Fue en los Juegos Centroamericanos en Mayagüez, puntualizó: “cuando no pude lograr el objetivo, yo sabía hasta donde podía llegar y no lograrlo, no lograr ni el mínimo, me sentí muy frustrada y por un momento quise dejarlo todo, pero bueno gracias a dios y a ese espíritu de lucha seguí adelante y hoy en día estoy aquí, vía a unos juegos olímpicos”.

Benítez considera que en los últimos años el aporte y el valor agregado por parte del gobierno y esta transformación que vive Venezuela, le han dado al deporte y a los atletas el apoyo necesario, al mismo tiempo que ha creado un sentimiento de pertenencia en la gente por sus equipos, selecciones y delegaciones deportivas, “Nosotros somos parte del pueblo y lo sentimos y por eso vamos con más amor y con todo el orgullo del mundo a representarlo” aseguró.

“A mis 31 años, he podido ver y puedo notar las diferencias substanciales que hay en materia deportiva”, la joven destacó, desde su condición de atleta, que era muy cuesta arriba lograr ser tomado en cuanta, “había que hacer mucho sacrificio, no había apoyo, ni siquiera al llegar de eventos internacionales”, recordó.

Desde su punto de vista, hace una década aproximadamente el deporte nacional era casi invisible, era como un huequito por el que había que hacer un gran esfuerzo por enfocar y ver que sucedía. “Ahora somos como una gran ventana por la que todos miran y con la que todos se sienten identificados (…) yo creo que el deporte es Patria, crea identidad nacional y eso es muy importante y creo que esas son razones por las cuales muchos gobiernos progresistas del continente priorizan, apoyan e invierten en el deporte”.

“Todo lo contrario a otros países, como es el caso de Puerto Rico, donde cada día los ingresos son menos, porque eso es lo que conviene”. Para la olimpista mientras la gente más se identifica con el deporte, con sus atletas, con su bandera, se refuerza su identidad nacional y se dificulta la dominación.

En una suerte de juego de palabras la joven deportista venezolana se definió de la siguiente forma:

¿Qué hace Alejandra Benítez cuando no está practicando esgrima?

Dormir, ir a la playa y al cine.

• Venezuela: mi Patria.

• Un tema musical: Latinoamérica (Calle 13), me gusta mucho una frase en particular “El que no quiere a su patria, no quiere a su madre”.

• Un libro: Furia en el Deporte y El Código da Vinci.

• Lugar favorito de Venezuela: toda la costa del país.

• La vida: Mi madre.

• El deporte: Es mi vida.

Fuente: Kelly Blanco/Patria Grande
 

Comentarios

04:53
Isabel Gonzalez dijo:

Bravo Alejandra !! Estamos orgullosos de ti !

09:38
YHULIANA HERRERA dijo:

ERES EJEMPLO PARA LOS JOVENES DE VENEZUELA… TE QUEREMOS.

 

Hacer un comentario.



Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten.

Patriagrande no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicar aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.

Comentarios