14
May
2013

Con motivo de la conmemoración del 98 aniversario del nacimiento del recordado pintor y dramaturgo César Rengifo, ayer la vicepresidenta del Parlamento Latinoamericano (Parlatino), Ana Elisa Osorio destacó la importancia de estudiar su obra y preservar su legado.

“(Rengifo) redescrubrió y visibilizó nuestra interculturalidad a través de sus pinturas, sus murales, su dramaturgia, pero también de su vida y su práctica política”, expresó durante un acto realizado ayer en el Hemiciclo Protocolar de la Asamblea Nacional (AN), en homenaje a este artista revolucionario.

Osorio acotó que para estudiar la historia de Venezuela es necesario conocer la obra de Rengifo porque fue él quien le dio protagonismo a quienes tradicionalmente habían sido desplazados e invisibilizados.

“Visibilizó al indígena, a la mujer indígena, a las campesinas, a los campesinos, a los desplazados y nos hizo un retrato de Venezuela y lo que significó la cultura de la IV República, que fue la del desplazamiento”, comentó, y agregó que “lo más extraordinario es que no los pone como víctimas, sino como luchadoras y luchadores de la resistencia”.

En el acto, en el que también se recordó al dramaturgo Rodolfo Santana, estuvieron presentes varios artistas, como Ana Marcano y Yolanda Brito, del Frente Bolivariano de la Cancillería, quienes dieron lectura a un diálogo imaginario entre Rengifo y el comandante Hugo Chávez.

ICONO DE LA REVOLUCIÓN

Osorio indicó “una manera de comprender los retos de este proceso y del legado del Comandante Chávez” es conocer la obra de Rengifo, por lo cual se le debe conceder un sitial importante en la Revolución Bolivariana, pues “le da contenido a la democracia participativa y protagónica, que es la esencia” del proceso.

Al respecto, destacó que aunque por años se intentó invisibilizarlo y desplazarlo, el Estado revolucionario ha desarrollado un proceso de rescate y publicación de sus creaciones.

HOMBRE DE LA ANTICONQUISTA

En conversación con el Correo del Orinoco, Saúl Rivas-Rivas, coordinador del seminario y de la Cátedra Libre e Intercultural César Rengifo, explicó que en el plano de los ideales de izquierda y del socialismo, el autor de Esa espiga sembrada en Carabobo “se proclama como un hombre de la anticonquista, no solamente porque haya rechazado en algún momento la orden Diego de Lozada, sino porque además toda su dramaturgia, su pintura, su muralismo, sus ensayos, incluso su labor como intelectual y como periodista han venido dando cuenta cabal de ese carácter de la anticonquista”, señaló.

Contó que su postura fue tan firme en ese sentido, que “incluso hasta cierto mantuanaje de izquierda llegó a creer que Rengifo era racista porque no llegó a pintar figuras de blancos o que era antihispánico porque rechazaba el culto a los conquistadores”. Sin embargo, señaló que “diferenciaba muy bien la reafirmación de la herencia hispánica, y el reconocimiento como parte de un nosotros, de lo que era el típico culto y la exaltación de los conquistadores de turno”.

CON EL COMANDANTE

Rivas-Rivas aseguró que “Chávez en el fondo, también era un hombre de la anticonquista” y aseguró que desde su obra artística, César Rengifo “coincide con la praxis política de Hugo Chávez”, debido a que “ambos pusieron sobre el escenario a los invisibilizados en 500 años: los pueblos originarios, los afodescendientes, las mujeres y a las personas con discapacidad”.

El investigador recordó que cuando el Comandante Supremo de la Revolución Bolivariana estuvo en Yare, recibió la obra completa de César Rengifo editada por la Universidad de Los Andes (ULA) y la leyó en su totalidad y aseguró que “incluso en su última visita a Venezuela antes de su operación traía en sus labios el nombre de César Rengifo”.

Recordó que en muchas alocuciones, Chávez llegó a declamar estrofas enteras de Esa espiga sembrada en Carabobo de la autoría del dramaturgo caraqueño.

DE ACTUALIDAD HISTÓRICA

Rivas-Rivas señaló que la de Rengifo es “una obra de gran actualidad histórica, pero que al mismo tiempo recoge todo el pasado, todas las grandes líneas históricas de la venezolanidad y lo específicamente americano que están contenidas en toda su dramaturgia, su pintura y muralismo”.

Por su parte, el cineasta Juan Plaza destacó que “una de las cosas más importantes de su legado fue adelantarse a lo que hoy día se llama el Socialismo del Siglo XXI”, por lo que aseguró que las creadoras y creadores del país, trabajarán por mantener la llama de Rengifo en el tiempo. “Fue un hombre de compromiso, que cooperó en la transformación de los pueblos y de las sociedades”, dijo.

Texto/Sharlaine Chona
Foto/Joel Aranguren
 

Hacer un comentario.



Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten.

Patriagrande no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicar aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.

Comentarios